Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
Lunes, 10 Enero 2022 12:09

Casos diarios de COVID rompen récord en México, pero no saturan hospitales

Valora este artículo
(0 votos)

LaOtraPlana.com.mx

El personal de salud confirma que en los hospitales no hay un alto ingreso de pacientes por COVID, pese a que este sábado México rompió récord de casos positivos.

 

Este sábado 8 de enero, México rompió el récord de casos positivos de COVID reportados en un día. La cifra en 24 horas llegó a 30 mil 671. La más alta en toda lo que va de la epidemia en el país. Pero a diferencia de otros picos de contagios esta vez no hay tantas hospitalizaciones ni tantos fallecimientos.

La vacunación y una variante del virus que, de manera preliminar, los científicos reportan como más leve marcan la diferencia; hay quienes ya hablan del transito de pandemia a endemia (la enfermedad seguirá circulando, pero se volverá similar a enfermedades de rutina como la influenza).

Por ahora, los números en el país parecen mostrar que aun con una cifra alta de casos no se verán hospitales desbordados ni muertos por miles. El día del récord anterior, al de este 8 de enero, en contagios en México fue el 18 de agosto, cuando se registraron 28 mil 953 nuevos casos en 24 horas. Ese día hubo 940 fallecimientos y 13 mil 907 hospitalizados IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave). En tanto que 271 unidades médicas reportaban 70% o más de ocupación en camas generales y 167 reportaban 70% o más de ocupación en camas con ventilador.

Y eso que para entonces, durante lo que fue la tercera ola de COVID en México, los efectos de la vacunación ya marcaban la diferencia con lo sucedido durante la segunda ola, en enero de 2021, cuando apenas se estaba vacunando al personal de salud. El 21 de ese mes, por ejemplo, se registraron 22 mil 339 casos diarios y hubo mil 803 fallecimientos, el doble que durante el récord del 18 de agosto. 

En enero de hace un año, los hospitales estaban desbordados. Ese día 21 había 24 mil 219 pacientes hospitalizados en el país, 373 unidades médicas reportaban 70% o más de ocupación en camas generales y 239, en camas con ventilador. 

En cambio, este sábado 8 de enero se reportaron 2 mil 817 hospitalizados IRAG, 106 unidades médicas registraron 70% o más de ocupación en camas generales y solo 15 unidades médicas con 70% o más de ocupación en camas con ventilador. De acuerdo con el reporte diario de la Secretaría de Salud se confirmaron 202 defunciones.

El personal de salud confirma que en los hospitales no hay un alto ingreso de pacientes por COVID-19. Un enfermero del Hospital General de México, en la capital del país, dice a Animal Político que son pocas las personas que requieren ingresar a terapia intensiva, solo una de cada 50 personas que llegan buscando atención a este hospital. 

En tanto que una residente del Hospital General Las Américas, en Ecatepec, en el Estado de México, dice que aquí solo hay cuatro personas hospitalizadas por COVID. Y una residente del Hospital Juárez de México, en la capital del país, dice que en la semana hubo un ingreso por día. Lo que sí ha subido de forma considerable son los contagios entre el personal de salud.

“Yo creo que al menos dos de cada diez compañeros, entre médicos, personal de enfermería y de otras áreas, están contagiados, pero los casos son leves y no se siente tanto el impacto de las incapacidades en el trabajo diario, porque los casos graves de COVID entre pacientes son pocos, la mayoría son no vacunados o personas que están vacunadas pero tienen comorbilidades”, dice el enfermero. 

Los médicas residentes confirman que, en efecto, muchos compañeros se han contagiado y están de incapacidad, pero todavía esto no supone un problema, porque los ingresos por COVID no se han elevado de forma considerable. 

¿La pandemia está llegando a su fin?

Aunque el ritmo de casos diarios registrados de COVID no se corresponde con el número de hospitalizaciones y muertes que se vieron en las olas pasadas, las autoridades de salud internacionales y los especialistas piden no confiarse y aseguran que es pronto para saber si la pandemia está por terminar. 

La variante ómicron del covid-19 está matando a personas en el mundo y por ello, no debería de ser calificada como “leve”, afirmó el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Aunque ómicron parece ser menos grave en comparación con delta, especialmente para las personas vacunadas, no significa que deba clasificarse como leve”, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa.

Es “muy poco probable que ómicron sea la última variante de la que se oiga hablar, no será la última variante preocupante”, advirtió por su parte la directora técnica encargada del Covid-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove.

En entrevista con Animal Político, Alejandro Sánchez, maestro en Ciencias Biomédicas, investigador del Instituto de Biotecnología (IBT) de la UNAM e integrante del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoVigen-Mex), precisa que estudios preliminares parecen mostrar que ómicron infecta los bronquios y ya no los pulmones, “pero esto es todavía preliminar, lo mismo que decir que tiene síntomas más leves”. 

Sánchez advierte, además, que una alta transmisión como la que se está viendo, está asociada a la letalidad. “Si tienes un virus que se transmite mucho, como ómicron, la probabilidad de que encuentre a alguien con comorbilidades es mucho mayor, por eso no hay que confiarse”.

Además, agrega, todavía no se ha evaluado por completo su severidad. “No hay pruebas contundentes de que sea una variable menos agresiva. La severidad parece ser más leve, pero también es porque hay más vacunados. Asociar la biología del virus a casos más leves lleva más tiempo y más investigación”. 

Sobre si esta variante que parece ser más leve indica que COVID se está volviendo endémica, José Campillo, virólogo de la Facultad de Ciencias de la UNAM y también integrante del CoViGen-Mex, precisa que la evolución de este virus no se puede predecir. 

“Las mutaciones en los virus se dan al azar, es algo normal en la naturaleza. A eso hay que sumarle el factor humano, si no se tienen las precauciones adecuadas y el virus se transmite, sigue mutando. Yo espero que ómicron sea de verdad más leve, pero, como hipótesis, puede que aparezcan otras variantes y para ayudar a evitar eso hay que vacunarse, ponerse los refuerzos y seguir las medidas sanitarias de uso correcto del cubrebocas, sana distancia y lavado de manos”. 

Tedros Adhanom Ghebreyesus instó al mundo, en su conferencia de prensa, a repartir las dosis de vacunas de forma más justa en 2022. El objetivo de la OMS era que todos los países tuvieran el 10% de su población vacunada para finales de septiembre de 2021 y el 40% para finales de diciembre.

De los 194 Estados miembros de la OMS, 92 no alcanzaron el objetivo fijado y, de hecho, 36 de ellos ni siquiera habían vacunado el 10% de su población, en gran parte debido a la imposibilidad de acceder a las dosis.

“La desigualdad en el acceso a las vacunas mata a personas y puestos de trabajo y socava la recuperación económica mundial. Una dosis de refuerzo tras otra en un pequeño número de países no acabará con una pandemia mientras miles de millones siguen completamente desprotegidos”, denunció.

(con información de Animal Político)

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana