Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Lunes, 05 Agosto 2019 09:16

PROPUESTA PARA SALVAR AL MUNDO

Valora este artículo
(0 votos)

 

©Emanuel Alvarado

 

A los Senadores de la República

A los ciudadanos mexicanos:

En especial a los senadores: Héctor Vasconcelos, Kenia López Rabadán, Eduardo Enrique Murat Hinojosa, presidentes de las comisiones en el Senado de Relaciones Exteriores; Derechos Humanos; Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; respectivamente.

 

Dado que el ser humano es finito, pero la humanidad puede ser infinita.

 

Dado que el planeta es de todos y no de las corporaciones, debido a que su derecho a explotar los recursos acaba y deberá acabar cuando esa explotación pone en peligro la supervivencia humana y planetaria

Dado que es un derecho humano fundamental el derecho a la vida y que con ésa explotación ponen en peligro la existencia y la subsistencia de todos.

Y dado que en verdad no nos pertenece el planeta, no tenemos derecho a terminar con la vida en él.

Ya sea por los “derechos territoriales” que devienen desde la antigüedad a un grupo humano (que en todo caso sería para defenderlo, no para depredarlo por sí o por otros; sea por la terrible invención de la propiedad privada… Como sea la Tierra no nos pertenece. Sólo somos unos habitantes más. Y dado que cada ser humano consume recursos, la humanidad debería autorregular y repensar acerca de la sobrepoblación mundial. Porque si los países más poblados del mundo tuvieran que pagar un impuesto mundial por habitante no les alcanzaría para cubrirlo. 

Se habla muy fácil del punto cero o del punto de no retorno… y se hace muy poco.

Entonces, mi propuesta en concreto es elevar en rango de prioridad del derecho internacional, bajo la intervención de las Naciones Unidas, un protocolo para evitar todo tipo de abuso contra el planeta y la humanidad, sin importar que sean corporaciones o gobiernos; debemos poner un alto a la destrucción del planeta… Porque la probabilidad de hallar vida en otro planeta (y la humanidad pueda vivir allá) es muy remota. Incluso si se cumpliera eso, siempre, siempre, siempre la humanidad llevaría sobre sus hombros el peso de haber perdido su hogar…

Sé de antemano que se trastocan muchos intereses económicos, pero pregunto: ¿Cuánto puede vivir una persona sin aire o sin agua?, ¿qué o cuánto puede heredar a sus descendientes que valga la pena quedarse sin planeta? Porque al fin de cuentas, para qué se ocuparía una gran fortuna si no se podrá disfrutar ni del aire, ni del agua ni del mundo entero como lo conocemos porque lo estamos exterminando.

¿De verdad la humanidad está irremediablemente perdida, se tirará a la muerte, será un suicidio complaciente y absurdo?

Es ahora o nunca. Saben, pienso en los filósofos de la antigua Grecia, en los mayas y mexicas apreciando el paso del tiempo y del cosmos a través de sus observaciones y cómo concebían la vida y el universo, cómo fueron capaces de preguntarse tantas y tantas cosas sobre la existencia y la eternidad… 

Incluso ese conocimiento especulativo desaparecería, la lógica no tendría sentido, terminaremos alterando toda la naturaleza y todo lo que la humidad ha construido. Acabaremos con toda noción de civilización.

Porque si se piensa bien, la historia de la humanidad es una historia de la evolución, y la evolución, más allá de ser un cambio significa crecimiento de la consciencia, mejoramiento, mayores y mejores posibilidades. Es por ello que el mundo ideal debería ser más verde, más limpio, que la ciencia contribuyera a mantenerlo y preservarlo. Que en suma todos fuéramos mejores, que la vida en general cada vez fuera mejor.

Podríamos incluso recrear, mediante un  reality show físico-químico, las condiciones en que nos tendrá ese desastre ecológico de dimensión mundial. Para que vean cómo sería, bajo esas simulaciones, de triste y perversa y sin sentido la vida planetaria sin los recursos de que nos provee la Tierra.

La humanidad debe salvar a la Tierra, la necesitamos, ella no nos necesita; será «La Tierra» incluso sin nosotros. La edad de la Tierra está datada en 4,600,000,000 (cuatro mil seiscientos millones) de años; la existencia del hombre sobre la tierra apenas en 315,000 (trescientos quince mil) años; nuestros huesos son incapaces de servir de testimonio, no soportan el paso del tiempo, la Tierra será Tierra con o sin nosotros.

Los particulares podrán escudarse al decir que ellos tienen un permiso gubernamental. O incluso los gobiernos con industrias paraestatales dirán que están en su derecho; pero no, en ambos casos será una práctica inmoral. No se puede atentar contra la sobrevivencia humana y planetaria. Es un asunto de prioridad global. Aquí no cabe el no sabía ni el no es culpa mía. La ciencia ha probado, y por lo tanto ya se sabe, el daño que ocasionan la explotación irracional, la contaminación y el uso indiscriminado de los recursos. No tenemos más, no hay otro planeta. Para qué intentar “sobrevivir” en otro planeta o sobre plataformas espaciales si aquí ya lo tenemos todo. Aquí no cabe un asunto religioso o científico, es un asunto de sentido común. Aquí no caben las creencias personales, sino las convicciones comunes de bienestar. Lo que está en juego es la vida de todos y la vida de las generaciones futuras, por lo tanto está en juego el destino y la perpetuación de la especie humana. Ocupamos esta máquina perfecta llamada Tierra, esta nave viva y verde, esta nuestra casa azul, esta nuestra agua. No hallaremos otro planeta igual. Es este o la muerte. Es ahora o nunca, porque si no entramos, ya no digamos en razón, sino en una lógica que entienda que estamos propiciando un genocidio de dimensiones colosales, no comprenderemos que sólo la muerte y el sufrimiento nos esperan a todos. 

 

[1] Formalizaremos esta propuesta para llevarla a la ONU a través del senador Héctor Vasconcelos, de la comisión de Relaciones Exteriores. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

©Emanuel Alvarado, 2019

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FB: @EmanuelAlvaradoEscritor 

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana