Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Jueves, 02 Febrero 2017 19:00

Cañón de Fernández enfrenta amenazas

Valora este artículo
(0 votos)

 

Andrea Castañeda | La Otra Plana.com

Torreón, Coahuila.- Este dos de febrero, Día Mundial de los Humedales, cinco organizaciones en defensa del medio ambiente invitan a hacer conciencia sobre la importancia de los humedales y asi mismo expresan su vocación por trabajar por el cuidado de las cuencas y acuíferos de la región.

Encuentro Ciudadano Lagunero, Prodefensa del Nazas, Fundación Jimulco, En Defensa del Ambiente y Proyecto Irritila, ofrecieron una rueda de prensa para dar a conocer los estados que guardan estos ecosistemas en la región, los cuales enfrentan múltiples amenazas en la actualidad.

Según explicó el ecologista Francisco Valdés Perezgasga, el Cañón de Fernández entró como humedal de importancia internacional en 2008, lo que significa que su protección es un compromiso del Gobierno de México y no puede haber leyes o disposiciones que contravengan el tratado internacional de la Convención Ramsar.

México ocupa el segundo lugar con más humedales Ramsar en todo el mundo, seguido del Reino Unido. En México existen más de cien humedales.

“En el desierto chihuahuense se tienen dos humedales, que son Cuatrociénegas y el Cañón de Fernández y en el estado de Durango está la Laguna de Santiaguillo”; comentó.

El Cañón de Fernández se eligió como humedal Rmasar por su importancia para la migración de las aves, lo que quiere decir que su estado de conservación está influenciando a todo el continente; pero el Cañón de Fernández tiene amenazas muy serias, siendo una de ellas, que desde 2015 no cuenta con una administración.

“Pensamos que entrando el actual gobierno del estado de Durango se iba a preocupar y a nombrar una administración. No lo ha hecho, lo único que ha hecho es hacer declaraciones un tanto agresivas en contra de quienes nos hemos dedicado toda la vida a protegerlo”, dijo Francisco Valdés Perezgasga.

Durante los dos años que no ha habido administración, hubo una campaña muy grave de poda de árboles y según explicó Perezgasga, un árbol en un área protegida no se debe ni de tocar, porque aunque esté seco o muerto está cumpliendo una función.

La fragmentación del hábitat ha sido otro problema, con la creación de residencias de lujo en el Cañón de Fernández, afectando al hábitat continuo, que a su vez afecta a la fauna.

“Si nosotros acabamos con el Cañón de Fernández acabamos con el principal aporte de agua de nuestro acuífero. Se conoce que hay una sobre explotación del acuífero en donde se extrae el doble de lo que se recarga, se disminuye aproximadamente tres metros anuales”, comentó.

En Durango con el plan de desarrollo se está planteado la cuestión del uso de medidores telemétricos para que verdaderamente se revise si se está sacando el agua que esta concesionada. 

“Están concesionados 650 millones de metros cúbicos y se están sacando otro 300 millones de metros más”, denunció finalmente.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana