Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Sábado, 21 Marzo 2020 11:03

La ley de India que desató violencia, van 53 muertos

Valora este artículo
(0 votos)

Redacción/La otra plana.com.mx

Como consecuencia de una ley de migración, India está sumida en una polémica de tinte religioso.

En diciembre pasado, entró en marcha la legislación de ciudadanía, que facilita la legalización para migrantes provenientes de Pakistán, Bangladesh y Afganistán, de cualquier religión, pero excluye a musulmanes.

La legislación protege a hindúes, sijs, budistas, jainistas, parsis y cristianos de los tres países vecinos que huyeron de sus naciones por persecución religiosa o amenazas a sus creencias.

La ley de ciudadanía fue aprobada por ambas cámaras del Congreso con un respaldo mayoritario. Un gran número de partidos políticos y el primer ministro respaldaron su aprobación. Esta enmienda ilustra la milenaria cultura de la aceptación, armonía, compasión y hermandad”, expresó el primer ministro Narendra Modi, el 16 de diciembre pasado.

Desde entonces iniciaron protestas y movilizaciones en las calles, las cuales han dejado un saldo de 53 personas muertas y otras miles han sido detenidas por la policía de la capital, Nueva Delhi.

Los enfrentamientos entre manifestantes musulmanes hindúes y las autoridades han provocado daños en calles, casas, tiendas y mezquitas, así como quema de coches y mobiliario público.

Tan es así que el pasado 26 de diciembre ocurrió una de las mayores movilizaciones en Bombay, considerada la capital económica del país asiático.

Unas dos mil 500 personas marcharon portando carteles con consignas contra la ley.

También se registraron movilizaciones en la ciudad de Calcuta (al este del país) y en el estado de Karnataka (en el sur), donde desfilaron cientos de mujeres musulmanas.

Estas protestas se presentaron después de una demostración de fuerza en Hyderabad (sur) de varios miles de extremistas hindúes a favor de Modi, que desfilaron a caballo y armados con bastones.

En Nueva Delhi, la policía mantiene barricadas a lo largo de la avenida Jantar Mantar en el centro de la capital. Ese punto se ha convertido en los últimos años en un centro emblemático de las protestas. A finales del año pasado, en esa ciudad, manifestantes alzaron sus teléfonos frente a la mayor mezquita del país, Jama Masjid. Durante febrero, las movilizaciones se intensificaron.

OTROS GRUPOS SE SUMAN AL LLAMADO

La comunidad musulmana en India suma casi 200 millones, 14 por ciento de la población.

Uttar Pradesh, el estado más poblado con 200 millones de habitantes, tiene 20% de población musulmana.

Luego de los episodios de violencia, grupos religiosos se sumaron al llamado para exigir la derogación de la ley.

La semana pasada, la Conferencia de Superiores Mayores de los Jesuitas del Asia meridional, al término de su conferencia anual celebrada en Godavari, Nepal, se pronunció al respecto.

Se pide iniciar procesos de reconciliación entre las personas y las religiones, a seguir estudiando seriamente las consecuencias, a unirse, cuando y donde sea posible, a los movimientos de protesta pacífica contra la ley, y a apoyar la labor de socorro en las zonas afectadas por la violencia”, según la nota consignada por el sitio Vatican News.

Ante este panorama, la organización Amnistía Internacional se pronunció para pedir un alto a la represión.

Que cese la represión contra los manifestantes pacíficos que protestan contra una ley discriminatoria”, expresó la organización.

Fuente:Excélsior

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana