Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Banneraniversario
Miércoles, 28 Marzo 2018 23:14

Salud Integral para Niñas y Niños llega a más duranguenses

Valora este artículo
(0 votos)

 

Redacción | La Otra Plana.com

Durango, Durango.- La Presidenta del Sistema DIF Estatal, Elvira Barrantes de Aispuro, arrancó el programa Salud Integral para Niñas y Niños, en el municipio de Vicente Guerrero, en el cual se atendieron dos mil 802 alumnos de seis a doce años, con análisis de laboratorio, medición de peso, talla, examen de la vista y revisión bucal.

De igual manera, en el municipio de Poanas se entregaron los resultados de este programa, el cual arrojó un total de tres mil 76 alumnos revisados, de los cuales 881 recibirán lentes graduados de acorde a sus necesidades visuales.

Gracias a estas brigadas que trabajan en beneficio de la niñez en el estado, se han entregado un total de 31 mil 183 lentes en diez municipios atendidos, siendo ellos Tlahualilo, Durango, Gómez Palacio, Lerdo, San Juan del Rio, Canatlán, Poanas, Coneto de Comonfort, Santiago Papasquiaro y Vicente Guerrero.

A la fecha, se han detectado tres casos de leucemia y seis de diabetes infantil derivados de los exámenes de química sanguínea, mismos que están siendo atendidos de forma multi-institucional por el Sistema DIF Estatal y la Secretaría de Salud.

“Lo que más importa como madre de familia es la salud de nuestros hijos, por lo que si llegara a presentarse un problema, será atendido de forma integral, como parte del compromiso de mi esposo, el Gobernador José Rosas Aispuro”, expuso Elvira Barrantes.

Finalmente, cada municipio que es atendido por la brigada de Salud Integral, es reforzado por parte de la Dirección de Rehabilitación y Programa Asistenciales, con la entrega de aparatos funcionales como sillas de ruedas, andaderas y bastones, para personas que padecen alguna discapacidad.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana