Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
Jueves, 18 Noviembre 2021 09:41

MADE IN MEXICO

Valora este artículo
(1 Votar)

 

 

Generosa presencia de películas y series aztecas en el catálogo de Netflix brinda la oportunidad a los cinéfilos de bucear entre lo mucho, rescatando títulos que los especialistas (tanto de cine arte como de cine comercial), recomiendan no perderse por ningún motivo ya que representan una vital mirada respecto del ser mexicano, del estado de la industria fílmica y la presencia siempre grata de actrices y actores de la talla de Yalitza Aparicio, Gael García y Maite Perroni. Acá, una muestra de ese rico repertorio que mantiene Netflix para quienes buscan material hecho en México

 

Víctor Bórquez Núñez

Amores Perros

Convertida en un clásico, han pasado veintiún años desde que el director mexicano Alejandro González Iñárritu debutara con este filme, asombroso éxito de taquilla y de crítica. Catapultado por su nominación al Óscar, está consolidado como uno de los diez mejores filmes mexicanos de todos los tiempos. En este trabajo, lo esencial es el montaje arriesgado, una historia que se divide en tres partes, todas ellas conectadas por un accidente en el corazón de Ciudad de México y que se centra en Octavio (Gael García Bernal) y un amigo, los cuales tratan de escapar de un grupo criminal producto de lo ocurrido en una pelea ilegal de perros. Con notable sentido del ritmo, el accidente sucedido conecta también a una modelo (Goya Toledo) y al Chivo (Emilio Echevarría), un exprofesor que vive en la calle y que ahora trabaja como asesino a sueldo. Teniendo como denominador común la violencia, la brutalidad y las constantes pérdidas, esta película es un hito indispensable para quien desea adentrarse en el cine mexicano.

Roma

El mérito de esta película es que fue la primera cinta mexicana en obtener el Óscar a la Mejor Película Extranjera, a la Mejor Fotografía y consagrar a su director, Alfonso Cuarón, con la estatuilla de Mejor Director, Estrenada en 2018, fue un triunfo además para la plataforma Netflix, al haber sido considerada por la Academia en las nominaciones, con un filme producido fuera de la gran industria hollywoodense. Con una fotografía en blanco y negro, notable ambientación y una historia inspirada en los recuerdos de la infancia del realizador, es un trabajo inteligente y que se alza como de esos clásicos instantáneos de la cinematografía, siendo galardonada además con el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Con un metraje que excede las dos horas, da cuenta de la existencia casi invisible de Cleo, una dócil empleada doméstica puertas adentro de origen mixteco, que trabaja en el hogar de una acomodada familia en la colonia Roma, en Ciudad de México. El filme le permite a su director escarbar en sus recuerdos, así como también en los dolorosos sucesos que caracterizaron la década del setenta en su país.

El baile de los 41

Las más reciente de las películas mexicanas en estrenarse en Netflix es este drama dirigido por David Pablo sobre una dolorosa historia real, ocurrida el 17 de noviembre de 1901, oportunidad en que la policía efectuó una redada en una fiesta en el centro de Ciudad de México. En esa fiesta, 42 hombres, la mitad vestidos como mujeres, fueron sorprendidos y arrestados. En medio del escándalo, un nombre se borró de esa lista vergonzosa. El de Ignacio de la Torre, el yerno del entonces presidente de la Nación, Porfirio Díaz. El filme revela un suceso que, por sus connotaciones y lecturas políticas, sigue impactando en su denuncia de la homofobia, la carencia de comprensión y el castigo social sufrido por los protagonistas de ese hecho. Este filme destaca por una bella puesta en escena, un buen nivel actoral y un guion que sabe generar tensión y desarrollar un drama sin caer en excesos.

Selva trágica

En el quinto trabajo de la realizadora mexicana Yulene Olaizola, la jungla maya, justo en el borde la frontera entre México y Belice sirve como un escenario perfecto para desarrollar esta película que tuvo elogiosos comentarios en el Festival de Cine de Venecia. Cuenta la historia de Agnes (Indira Rubie Andrewin), una joven beliceña que, en plena selva tropical, decide escapar de un matrimonio arreglado con un comerciante británico al que no ama. Producto de su huida, ella encuentra a un grupo de mexicanos que se dedican a extraer caucho de los árboles con el cual fabrican chicles, los cuales deciden “adoptar” a la chica, fascinados por su misterio, su belleza e inocencia. Con recursos sutiles, la película fascina a los espectadores, en especial por el trabajo en crear una atmósfera sobrenatural y sus claras referencias a la mitología maya y la presencia de la selva que se convierte en otro protagonista de este hermoso e ineludible filme.

Ya no estoy aquí

Un brillante ejercicio visual, esta película del director Fernando Frías se estrenó en 2019, con una excelente acogida en festivales de renombre como Tribeca y el Festival de Cine de Morelia, donde ganó el premio a Mejor Largometraje Mexicano, se suma a la cartelera que Netflix mantiene para resaltar lo mejor del actual cine azteca. Ambientada a comienzos del siglo XXI en Monterrey, tiene como escenario central un barrio marginal de ese estado del norte del país. En ese lugar, un adolescente, Ulises Sampiero (Juan Daniel García), pasa sus días bailando con sus amigos, los Terkos, una pandilla de una tribu urbana conocida como Kolombia, que aman la cumbia rebajada. Cuando sucede un incidente grave con un cartel de la droga, Ulises deberá emigrar a Nueva York, ciudad en la que no logra vencer el sentido del desarraigo, deambulando por las calles de Queens, añorando esos días en que era líder natural de una pandilla. Tan bella en su fotografía, como dolorosa en su trama, este filme es un pequeño clásico que debe ser visionado con subtítulos para que, quienes no somos mexicanos, puedan apreciar la riqueza de sus diálogos.

¿Quién mató a Sara?

Esta serie es lo que muchos denominan como culebrón, es decir, de esas series adictivas, entretenidas a rabiar e inconsistentes por todos los lados que no lograrían pasar una prueba de lógica argumental, pero que sirven para reír, llorar y liberar las emociones. El creador es el chileno José Ignacio “Chascas” Valenzuela (responsable de “Amor a domicilio”) quien se adapta a la realidad azteca y cuyo eje es la venganza que se inicia con una cita en pantalla nada menos que de Agatha Christie -“pocos de nosotros somos lo que parecemos”- y se centra en un fatal accidente que le cuesta la vida a Sara, un cálido verano en una playa paradisíaca y que deja como sospechosos de lo sucedido a un grupo de jóvenes, quienes se divertían en una lancha a toda velocidad, no pudiendo rescatar a la chica de su feroz caída al mar, luego que la amarra del paracaídas que la sujetaba se corta. ¿Accidente o crimen? El hermano de la víctima va a dar a la cárcel y luego de pasar dieciocho años en ese lugar, sale dispuesto a vengarse hasta las últimas consecuencias de la familia que lo culpó.

Chicuarotes

El prolífico actor Gael García Bernal estrenó su segundo largometraje como director en el Festival de Cannes 2019. Su filme retrata de modo descarnado la pobreza y marginalidad del pueblo de San Gregorio de Atlapulco, en México, centrándose en la figura de “Cagalera” (Benny Emanuel) y el “Moloteco” (Gabriel Carvajal), dos jóvenes que para sobrevivir se visten de payasos y cuentan chistes en el transporte público a cambio de unas pocas monedas. Cansados de su situación, comienzan a cometer una serie de delitos menores, hasta que aparece una posibilidad de cambiar sus vidas con un plan tan arriesgado como peligroso.

Oscuro Deseo

La actriz Maite Parroni, cuyo debut en la famosa telenovela “Rebeldes” la catapultó a la fama, se pone al servicio de un papel maduro, complejo y sensual en “Oscuro Deseo”. En esta serie mexicana, Perroni es Alma Solares, una abogada y profesora universitaria de 40 años de edad, casada con el juez Leonardo Solares (Jorge Poza). Todo comienza con la detención de una mujer, la presencia de varias ambulancias y utilizando un ritmo pausado, se va desarrollando en 18 capítulos marcados por los giros sorpresivos y una carga de cuidada sensualidad. 

La Casa de las Flores

Este culebrón que tuvo tres temporadas, una película aparte y algunos capítulos “de refuerzo”, marcó un hito en el mundo de las series, con la historia de la familia De la Mora, la familia que sustenta La Casa de las Flores, una serie deliciosa en su humor, con una estética kitsch y sus enredos imposibles hasta el infinito, en el lujoso barrio de las Lomas. Si no la ha visto, debe hacerlo de inmediato, porque es ideal para hacer una maratón una tarde de domingo. En medio de una fiesta en la mansión de los De la Mora, aparece el cuerpo colgado de Roberta, la amante de Ernesto, el patriarca, en la florería de la acaudalada familia, desestabilizando por completo la vida de la orgullosa Virginia, interpretada por la diva Verónica Castro. Con la muerte de la amante, se destapa la olla de secretos que se han mantenido hasta ahora y cada uno de los hijos deberá asumir el bando que desea apoyar en esta guerra que acaba de iniciarse. Ojo: el personaje de Paulina, la hija mayor, es por lejos, uno de los más logrados hallazgos en años en el mundo de los culebrones maravillosos como éste.

Historia de un crimen: la búsqueda

El doloroso caso de Paulette Gebara Farah, la niña de cuatro años que desapareció en marzo de 2010, mientras dormía en su casa, es el tema central de esta serie que se vio amplificado porque la pequeña era la sobrina del gobernador de Ciudad de México, parte de un acaudalado distrito y porque el asedio periodístico abarcó también el hecho de que los padres de Paulette estaban a punto de separarse. Con mucha ironía, la serie recalca los errores cometidos durante las pesquisas y la serie de torpezas, estereotipos y vacíos que tuvo esta investigación.

Control Z

Ambientada en el ficticio Colegio Nacional, esta serie mantiene un suspenso destacado, parecido a lo que se vio antes en “Elite”. Acá, al igual que en aquélla, hay temas cotidianos hoy que motivan el comportamiento de los jóvenes: problemas de identidad sexual, acoso escolar y uso de drogas. Todo se inicia cuando una adolescente decide descubrir quién es el responsable que ha comenzado a revelar los secretos más oscuros de los estudiantes, provocando el caos en el (aparentemente) ordenado colegio, todo lo cual se desarrolla en formato de capítulos rápidos y llenos de sorpresivos giros que sorprenden a los espectadores.

El Chapo

Esta serie de 75 capítulos es ideal para los amantes de las denominadas narconovelas, que cuenta la historia de Joaquín “El Chapo” Guzmán (Marco de la O), partiendo por mostrarnos su difícil infancia y de cómo vio en las drogas la posibilidad de escapar de su miserable situación, llegando a ser un aprendiz en el Cártel de Guadalajara, hasta convertirse en uno de los hombres clave en la venta de la droga por todo el mundo. Coproducida con Estados Unidos, esta serie de gran éxito destaca por la crueldad de sus imágenes y una descarnada descripción del mundo de los carteles y sus conexiones.

Rosario Tijeras

Criada en una de zonas marginales de la ciudad de Medellín, Rosario (María Fernanda Yépes) sobrevivió a los tiempos de violencia extrema del narcotraficante Pablo Escobar. Con una infancia muy complicada, abusada a los ocho años por uno de los amantes de su propia madre, violentada por miembros de una pandilla del barrio, la protagonista -producto de una vida de miseria, desamores y vejaciones- se convierte en una mujer llena de odio que toma una decisión radical: vengarse de todos quienes le arrebataron su inocencia. El punto culminante sucede cuando se ve envuelta en un trío amoroso con Emilio y Antonio, dos muchachos de la clase alta que, cada uno en su estilo, sabrán darle ternura y sobresaltos por partes iguales.

@VictorBorquez

Periodista, escritor y Doctor en Proyectos de Comunicación

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana