Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Lunes, 18 Mayo 2020 10:44

‘New York State Of Mind’

Valora este artículo
(0 votos)

 

(Historia vivida en Nueva York)

Raúl Adalid Sainz

Esa noche salí caminando de ese teatro en el que trabajaba, la calle: la 27, en el mero corazón de Manhattan, el "Mid town". Tomé por Lexington Street. Estaba satisfecho, la función de "Yerma", había sido satisfactoria, catártica diría yo. Tu ausencia y tu aparente olvido le habían venido de maravilla al papel de "Juan". 

 

Ni una línea escribí, fue uno de esos procesos en que el alma y el estadío anímico están en sincronía con la situación del personaje. La noche cobijaba mis pasos. Las luces de algunos rascacielos eran luminarias como película actual de Batman, esas de Christopher Nolan. Nueva York es gótica de noche, inalcazable. Subyugante y acabante, según tu estado anímico. 

Pasé por esos bares tan de luz de un blues. En uno de ellos escuché esa rola tan llegante, tan de atmósfera newyorkina: "New York State of Mind", sí, la de Billy Joel. No traía un clavo para gastar. Me dieron unas ganas locas de entrar y tomarme un "Jack Daniels". El trabajo en la compañía teatral no me permitía vivir más que al límite. Lleno de nostalgia encendí un cigarro y terminé de escuchar aquella rola bluesera en la acera a las afueras de ese bar. 

Una vez escuchadas las inolvidables últimas pisadas de teclas y esos compases que emulan al "Hudson River", tomé nuevamente mi camino. Llegué a "Port Authority", abordé una "van" que se enfiló a Jersey City. Al salir del túnel que divide a las dos ciudades, vi a la "gran manzana", coqueta y altiva, me daba las buenas noches en su orgullo de blues nocturno y melancólico. 

Iba a mi casa, había acabado mi función, y yo estaba sumido en un profundo "New York State of Mind". Hoy que lo recuerdo me digo: habrá sido cierto o sólo fue mi imaginación que inventó semejante aventura; en eso veo un arrugado programa de mano que dice: "Yerma", García Lorca en Nueva York". Veo mi nombre y digo con certeza que la vida es como un cuadro escondido de Dorian Grey: él es quien se arruga y en cada pliegue está ese duende travieso llamado: La memoria. 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México-Tenochtitlan

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana