Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Miércoles, 04 Marzo 2020 10:05

Inside The Actors Studio, James Lipton, una puerta que abría secretos al inquietante mundo del actor

Valora este artículo
(0 votos)

 

Raúl Adalid Sainz

Aquel entrevistador de actores de una famosa escuela neoyorkina se admiraba de cuántos actores eran tímidos y asomaban sin querer sus fracturas emocionales. "En esa silla he escuchado cantidad de veces decir, soy o era muy tímido". Llegó a la conclusión de que el actor ha vivido cosas terribles. Muchas veces alegres también, noche y día en la vuelta de la vida. Dios tiene su plan perfecto. Ellos son sus mensajeros. Quienes despiertan o alertan, quienes sorprenden al resto de la falta de claridad. Quienes muchas veces clarifican la vida envestidos en la ficción. Ahí se vuelcan, olvidan su timidez. Se vuelven grandiosos. Pensó.

 

"Mi reino por un caballo, dijo aquel actor". (A propósito del programa "Inside The Actors Studio".

Este 2 de marzo James Lipton contestó la última pregunta que siempre hacia a sus invitados actores: "si el cielo existiera qué te gustaría que te dijera Dios al llegar a sus puertas angélicas".

"Dentro del Actors Studio", era o es, no sé si exista la emisión aún, un programa revelatorio para un actor y para todo aquel que labora en la industria del espectáculo. Para el telespectador una puerta que revela el mundo interno de un creador.

James Lipton, anfitrión y creador de la idea del programa, era un "Indiana Jones" en busca del eslabón perdido del alma y motor creativo de sus invitados actores. Indagaba sus huellas hasta sorprender a sus huéspedes entrevistados.

Comprendía el alma del actor pues él lo era también. Su palpitar de escritor lo hacía una especie de detective del alma humana. Intuitivo para desarrollar la entrevista- charla según se desarrollaba. Conocía a profundidad a quien iba a entrevistar. A cada uno le mostraba asombro y admiración. Hurgaba desde la infancia del actor, su por qué quiso ser intérprete, sus procesos creativos, sus sueños. Al final hacía el famoso cuestionario de Bernard Pivot (periodista cultural francés) de preguntas y respuestas rápidas que intentan radiografiar quién es la persona entrevistada. Modelo inspiratorio para Pivot del escritor Marcel Proust. Todo terminaba con preguntas de los estudiantes de arte dramático del célebre Actors Studio al invitado.

Siempre recordaré la charla con Paul Newman, de hecho, ese fue el primer programa a finales de los noventa. Las entrevistas con Meryl Streep, Clint Eastwood, aquella emotiva con Anthony Hopkins y Dustin Hoffman. El despojo emotivo a la terrible niñez de Mickey Rourke, la anécdota maravillosa de Jack Lemon cuando empezaba a hacer cine: "a little bit less Jack", le decía el director Cukor al no entender Lemon lo que era actuar para la cámara. La timidez de De Niro y Russell Crowe. El talento y recuerdo a "Telma y Louise", por Susan Sarandon. La cátedra de lo que es la docencia actoral por Martin Landau, Liza Minelli recordando " Cabaret", el saber de la actuación por Al Pacino, aquel baile de comedia musical por Christopher Walken, el stand up de Robin Williams, las lágrimas hondas de Danny Glover recordando a su madre, y tantos y tantos recuerdos a páginas de vida del teatro y el cine.

James Lipton, el anfitrión, simboliza al gran entrevistador: preguntas motivantes, con profundo conocimiento del tema a tratar, que dejaba manifestarse al invitado, no lo interrumpía, con intuición para sacar adelante una entrevista difícil. Ameno. No protagonista. Un auténtico anfitrión que permitía el brillo del invitado. Un verdadero mago de hacer grata la bienvenida a casa.

Extrañaremos esa presencia sutil, esa música de entrada del programa, el set del mítico "Actors Studio", y la presentación de la emisión: "Tonight guest", y enseguida la semblanza del invitado. Toda una expectación por ver la entrada de la luminaria a vivir.

"Inside The Actors Studio", James Lipton, una puerta que abría secretos para el mundo del actor y de sus amantes seguidores.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana