Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Domingo, 08 Diciembre 2019 11:54

Felipe Ángeles: Un General que luchaba por principios

Valora este artículo
(2 votos)

 

(Apreciación agradecida de espectador a una obra teatral sublime)

 

Raúl Adalid Saiz

Cuando un magnífico texto teatral ( Elena Garro) es manejado con eficacia sensible y de gran orden en su material creativo, se dará por consecuencia una espléndida puesta en escena.

 

Hacía muchos años que no iba al antiguo Teatro Reforma, hoy Juan Moisés Calleja. De ese recuerdo borroso se iluminó mi presente al ver unas escaleras en el escenario que alcanzarán altura y profundidad a la recreación del juicio militar al general Felipe Ángeles en el "Teatro de los Héroes", en Chihuahua capital. La fecha: 26 de noviembre de 1919. Una manta escénica con letrero advierte una frase sentencial de Ángeles que alude a que la revolución no es el fin sino el medio para hacer de los hombres, hombres.

Una frase de a kilo en un país, que por diversas circunstancias, ha criado niños en vez de hombres responsables por la dignificación de su destino. Este proemio antes de escuchar tercera llamada invita a la reflexión crítica. Elemento brechtiano que empezará a crear un efecto concientizador en el espectador.

¿Quién fue Felipe Ángeles dirán la mayoría de los espectadores? La obra dividida en dos actos revelará a un hombre que representa la dignidad, la lealtad y el entregarse por entero a un ideal: la transformación de la sociedad mexicana en la unidad, justicia y condiciones de bienestar humano y económico.

Ángeles es un humanista. Un general de nuestra revolución único. De esos que tanta falta nos hacen para sacudir conciencias.

Por eso Felipe Ángeles es eliminado por ese juicio traicionero y malicioso. Muerte que silencia a la inteligencia y al bien común humano. Muerte que obedece a intereses de jefes supremos (Carranza y su camarilla) a su absoluto interés de control a sus conveniencias personales. Por consecuencia: silenciar a elementos incómodos que busquen unificar el real sentido revolucionario que ha sido traicionado. Desvirtuación al sueño y razón de una mejor patria.

A esto se le ha dado la espalda y ha sido manchado con el regar de sangre de mártires. Aquí en estos elementos señalados estriba la tesis de esta gran tragedia del teatro mexicano. Un teatro dentro del teatro que será escenario de los conceptos señalados.

Ahí reside la grandeza en dirección de Rodolfo Guerrero; que la tesis apuntada es llevada en significación al lenguaje escénico. Logrando además una organización muy bien elaborada de su materia teatral. Unificación en tono actoral, magnífica y profunda narrativa viva en montaje, significación metafórica del movimiento y de la escenografía y sonido, un vestuario que ubica en tiempo, atmósferas que hablan. Un teatro que habla en ironía a la farsa de un juicio. Dicho lo anterior tanto en el discurso, el texto, como el edificio mismo teatral que en su esqueleto cobrará vida para manifestar la burda farsa del engaño. Gran trabajo de dirección, escenografía, vestuario, maquillaje y peluquería. Todo el equipo creativo y de producción en magna tarea cumplida.

Dejo al final la estupenda manifestación actoral de entrega talentosa a sus respectivos personajes. Cada uno se ve que ha mantenido una conversación comprometida con ellos. El resultado es una labor conjunta en creación magnífica por el texto de la gran Elena Garro. El general Ángeles vivido por el actor Rodolfo Arias es de una dignidad y sensibilidad conmovedora y profunda a la conciencia del espectador.

Felicidades grandes a todos y cada uno de los actores de esta entrañable puesta en escena. A mi querido Gastón Melo un reconocimiento a su enorme y talentosa carrera. Aquí en Ángeles hace de un secretario en actas un prodigio singular de no entender nada de un absurdo de juicio.

Hacer teatro histórico que hable con potencia de nuestra actualidad es un plus revelatorio de esta obra. Ojalá alcance a los públicos de otras ciudades del país. Que vaya a pueblos, a comunidades y que haya diálogo con la gente. Eso sería tocar puntos trascendentes de una verdadera transformación social. Eso sin duda haría el general Ángeles si tuviera que divulgar la cultura como un dardo de artillería iluminante de educación por su país.

A todo el equipo creativo y de producción sólo puedo decirles: ¡Gracias y muchas!

La obra estará en funciones hasta el 29 de diciembre. Producción a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social, Secretaría de Cultura, Centro Cultural Helénico, Compañía Nacional de Teatro.

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana