Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • 7aniversariolaotraplanabanner
Sábado, 19 Octubre 2019 13:41

Era muy de mañana en Veracruz (6 am) y apareció Ana Martín

Valora este artículo
(0 votos)

 

Raúl Adalid Sainz

Comenzaba para mí el rodaje de la película " El Tiempo de las Mariposas". Esperaba afuera del Hotel Holiday Inn, en Boca del Río, Veracruz, a la camioneta que me llevaría al lugar de la locación. El vehículo llegó. Al estacionarse se abría la puerta trasera corrediza y el actor Fernando Becerril me daba la bienvenida con una sonrisa. Me senté y saludé con el "buenos días", de buena vibra, para iniciar la jornada. 

 

Adelante iba una actriz muy admirada por mí por dos películas: "El Profeta Mimí", de José Estrada y "El Lugar sin Límites", del gran Arturo Ripstein, la querida Ana Martín.

Durante el trayecto Fernando hablaba de una película de Clint Eastwood que lo había maravillado, puros maestros de la actuación, nos decía extasiado, la película era: "Jinetes del Espacio". Ana hablaba que ya no había los grandes papeles para las actrices maduras. Su tono conllevaba cierta tristeza.

Llegamos a Medellín, Veracruz, pueblo de locación donde se encontraba mi iglesia. Interpreté a un cura en la cinta: "Father Ignacio", producción norteamericana. Antes de bajar de la camioneta, le dije a Ana Martín, a quien no conocía: "Estabas maravillosa en "La Japonesita", del “Lugar sin Límites". Se desconcertó.

La verdad es que era un adolescente cuando la vi en esa cinta. Yo la veía hermosa, sensual. Al paso del tiempo, al volver a ver la película, aprecié la gran interpretación de la actriz.

Ana hizo un gran trabajo en la película, "En el Tiempo de las Mariposas", fue la madre de las revolucionarias "Hermanas Mirabal", en tiempos del dictador Trujillo en República Dominicana. Las hijas fueron interpretadas por Salma Hayek, Lumi Cavazos, Mia Maestro y Pilar Padilla. El dictador Trujillo lo encarnó: Edward James Olmos.

La foto que enmarca el escrito fue en el panteón del pueblo en Medellín, Veracruz. Hacía un calor endemoniado y yo con la sotana, misma que me quité después de terminar una secuencia donde enterrábamos al actor Fernando Becerril, padre de las Hermanas Mirabal, y esposo de Ana Martín en la película.

Mención aparte merece el cómo hacía enojar Pedro Armendáriz JR, QEPD, a Ana, con bromas muy cargadas, en la camioneta, ya de regreso de nuestras jornadas de trabajo al Puerto de Veracruz. Nada más oíamos el, "ya Pedro", de Ana, en la queja en juego al divertido Pedro Armendáriz. Cómo nos reíamos los actores que íbamos en el vehículo, ya satisfechos del término de la jornada. No hay mayor goce que terminar un día de creatividad para un actor. Yo percibía ese enorme gusto en Ana Martín. Una actriz muy popular por sus éxitos en las telenovelas. Sin embargo Ana Martín proviene del cine, hija del gran cómico popular Jesús Martínez " Palillo".

Un lindísimo rodaje, con gente muy querida. Las noches en la terraza del Hotel Mocambo fueron inolvidables. Dignas del jacarandoso puerto jarocho. La dirección de la película fue del español Mariano Barroso. La fotografía del hoy internacional mexicano Xavier Pérez Grobet. El guion de la norteamericana Judy Klass, basado en la novela homónima de la escritora dominicana Julia Álvarez. Película que puedes ver actualmente por Youtube.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana