Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • 7aniversariolaotraplanabanner
Lunes, 08 Julio 2019 20:31

Una Discada llena de entusiasmo

Valora este artículo
(0 votos)

 

(Historia de una miniserie filmada en Torreón)

 

Raúl Adalid Sainz

Los acontecimientos al filmar la miniserie, “La Discada”, en Torreón Coahuila, el pasado 4 y 5 de Julio de 2019, los defino como un entusiasmo. Término usado en la Grecia antigua, compuesta de tres voces: en, theou, asthma, que significan al unísono: soplo interior de Dios.

 

Un grupo de jóvenes laguneros, amantes del cine, coordinados en la dirección por el realizador cinematográfico, Anwar “Pato” Safa, se conjuntaron para desarrollar este vital y creativo proyecto fílmico.

Tuve el enorme placer de ser invitado al proyecto por “Pato” Safa. El día 2 de julio me contactó en la Ciudad de México y al día siguiente a volar temprano a Torreón. El proyecto: una miniserie de seis episodios de diez minutos cada uno. La producción a cargo del mismo Anwar Safa; a quien conocía por su entrañable película “El Jeremías”, filmada en locaciones de Sonora.

Al llegar a Torreón convenimos en vernos para conocer de fondo el proyecto: guion, conocimiento del equipo en general, director, fotógrafo, actores, asistentes, y la mecánica a trabajar. Un rasgo había en esta realización: Improvisar y sacar adelante el trabajo en un maratónico llamado. “La Discada, de Rogelio Ramos”, es el nombre del proyecto.

Rogelio es un comediante, “famoso standupero lagunero”, que ha logrado reconocimiento nacional. 

Un sucesor de aquel showman lagunero maravilloso, ese llamado “El Vivi Hernández”. Rogelio Ramos, lo había escuchado nombrar; mucha gente me había hablado muy bien de él por su simpatía y talento escénico. Esta miniserie estaría centrada en su persona. Había sido elegido para ser parte de sus tres amigos. 

El actor Jorge De los Reyes fue invitado a integrarse al elenco como otro de los amigos. Jorge al igual que yo, reside en México. Ha hecho de la actuación su profesión. El otro amigo sería el lagunero, conocido por sus intervenciones televisivas a nivel local, “Flippy” Nevárez. Seríamos una especie de “Hugo, Paco y Luis”, de hecho así se llaman los personajes amigos.

En el guion que leímos parecía que todo giraba alrededor de Rogelio Ramos. Cuestión totalmente ilusoria. Los personajes cobraron total presencia protagónica al lado de Rogelio ya en filmación. Anwar Safa, nos dijo que él quería que interviniéramos durante los chistes y situaciones que giraban alrededor de Rogelio. 

La premura exigía crear arquetipos de los amigos, algo al que asirte y poder fluir durante las situaciones que se presentaban. Fundamental lo siguiente para improvisar.

Al día siguiente tuvimos nuestro llamado, seis y media de la mañana. Sabíamos hora de llegada más no de salida. Seis episodios a filmar.

La dirección estuvo a cargo de un joven (Memo Sandoval) que me llamó la atención por su serenidad durante el rodaje, capacidad de pedir lo que quería, había estudiado a conciencia el material, y se arrojaba a dirigir al actor. 

Su comunicación con el equipo era solvente, aplomo para pedir. Eso dio seguridad al conjunto conforme avanzaba la filmación. Anwar “Pato “ Safa tomó la dirección del episodio cinco. Un gusto enorme fue recibir su esmerada, entusiasta y capaz dirección.

A las ocho de la mañana del día 5 de Julio se dio el corte final. Veinticinco horas y media de llamado. Mortal pero satisfactorio de cumplir lo acordado. No en cantidad sino en contenido responsable de trabajo; por parte de todos los departamentos, compuesto en su mayoría por gente talentosísima lagunera.

Muchachos cobijados por el talento capaz de Anwar Safa y por el reconocido fotógrafo cinematográfico Daniel Jacobs (“Salvando al Soldado Pérez”, “ Narcos”, “Volando Bajo”, entre otras producciones) para darle al proyecto una solidez en calidad y eficiencia. La Laguna se desarrolla en el aspecto fílmico. Lo pude percibir y eso me gratificó grandemente. El día de mi partida de Torreón coincidí en el aeropuerto con Daniel Jacobs y me decía que los chavos con los que trabajamos le habían dejado una gratísima impresión. “Hay un gran desarrollo y por qué no pensar que de aquí pueda salir un futuro Cuarón, un Iñarritu o un Del Toro”, me dijo convencido.

Actoralmente fue vivir una experiencia creativa en tono de comedia. Fue dejarnos llevar en el baile improvisatorio al compás de histriones espontáneos, generosos, intuitivos, que captaron el juego pretendido, y vivieron la situación con gran compromiso. 

Nos divertimos. Hicimos química. Nos caímos bien. En lo personal conocía muy bien a Jorge De los Reyes con quien me unen varios trabajos. Pero a Rogelio y a Flippy no los conocía como compañeros del set. Fluimos maravillosamente los cuatro. Entre cortes o en el camerino, platicábamos, reíamos de lo lindo. 

Cómo olvidar las puntadas de Rogelio Ramos, sus imitaciones de Pedro Infante cantando “Las Tres Hermanas” o recordando a Don Fernando Soler en “La Oveja Negra”: “ay Viviana, Viviana, que chulada de hijo me has dado”.

Sí, fueron veinticinco horas y media de llamado que hoy recuerdo con enorme nostalgia pronta. Fue como en las antiguas tragedias griegas, todo aconteció durante un día. Así aquí en esta “Discada” de filmación. Vimos el amanecer, el mediodía, el caer de la tarde, la noche, y la llegada del nuevo día.

Deseo lo mejor para este proyecto, que culmine estupendamente. El talento entusiasta de la voz interior de Dios nunca se equivoca. Ese vaho impetuoso de la furtiva inspiración es un duende que se guarda en un rincón secreto del corazón.

¡Viva la Comarca! ¡Viva Terregal Films! ¡Viva el entusiasmo y talento lagunero!

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana