Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Miércoles, 13 Marzo 2019 09:24

DE CUANDO CONOCÍ EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE GUADALAJARA

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Raúl Adalid Sainz

Allá por el año 2004, tuve la gracia de ir al festival con dos películas: "Las Loronas", dirigida por Lorena Villarreal y "Adan y Eva Todavía", de Iván Ávila.

 

Planeé el viaje con mi entonces compañero de trabajo teatral, el actor lagunero Raúl Méndez. Hacíamos en ese momento la obra teatral, "Regreso al Desierto", del dramaturgo francés Koltés, dirigída por Boris Shoemann.

Terminando la función, en el Teatro El Granero, un domingo del mes de abril, salimos en su camioneta acompañados de nuestras musas. Íbamos muy contentos. Esa noche a la función había ido el director teatral Ludwig Margules y nos había felicitado. La temporada estaba siendo un éxito.

Compramos unas MC Donalds camineras y tomamos carretera a la perla Tapatía. Cómo iríamos de contentos para comer esas terroríficas hamburguesas. La noche en los páramos de viaje lleva a la charla confesional muchas veces. Nuestros amores dormían y recuerdo que Méndez me habló de algo muy bello. 

Su proceso de instrucción actoral en "La Casa del Teatro", cuando estaban en Xico, Veracruz. Me hablaba de toda una labor social educativa por medio del teatro que hicieron. Representaciones en calles, en atrios de iglesias, en fin, todo lo que es el teatro popular con fines didácticos y cuando en verdad se desea poner al alcance de la gente la manifestación escénica. 

Así se nos fueron las horas hasta llegar casi al amanecer a Guadalajara. Yo la verdad estaba inquieto ¿Qué sería ese Festival donde íbamos a exhibir nuestras películas? Los mitos, en este caso ese famoso ya festival, se vuelven una neblina que te hace desconocer que hay en la otra orilla. 

El día llegó. Coincidió que las dos cintas se presentaron el mismo día en el Foro de la Universidad de Guadalajara. Ninguna de las dos películas las había visto. De "Las Loronas" recuerdo que hice la lectura de un guion complicado, no preciso. Poco claro en su narrativa. Mejoró con ajustes hechos por el guionista Enrique Rentería. 

El cuadro actoral era excelente. Una directora novel llena de entusiasmo apoyada por un talentosísimo fotógrafo: Alejandro Cantú. La crítica y prensa la había acabado un día anterior en una función dedicada a ellos. Sin embargo en el Foro de la U de G no le fue mal. Los asistentes se componían de mucha gente diversa que va al espacio universitario a encontrar esparcimiento. 

Algo bello tienen estas funciones. Al terminar la proyección se hace un cine-debate con los espectadores. Paréntesis aparte, en este foro comenzó la aventura emprendida por Jaime Humberto Hermosillo y García Riera cuando iniciaron el festival, que era nacional, allá por 1985. Una muestra donde los directores mexicanos podían exhibir sus filmes. 

Un año antes del relato mencionado, en 2003, el festival tapatío se convirtió en internacional al exhibir películas extranjeras e invitar figuras a homenajear de gran prosapia mundial cinematográfica. Como a las siete de la noche comenzó "Adán y Eva, Todavía". Una película que tenía gran expectativa de ver. Un proceso interesante de trabajo. Los actores nunca conocimos el guion. 

Hubo mucho de improvisación, de exponerte al máximo emocionalmente, de mucha sorpresa en cuanto a estímulos, y de vivir una experiencia humana-actoral que aún hoy en día me inquieta y me pregunta: ¿Qué pasó? El silencio era sepulcral. ¿Que estaban pasando, sintiendo, les gustara, pensarán que es una verdadera mafufada? 

Al terminar la proyección se oían bravos, aplausos. Mucha gente joven, estudiantes, y actores de la nueva ola estaban como locos. Al hablar con la gente nos hacían patente sus inquietudes de agrado, de sorpresa. "¿Cómo se hace este tipo de cine?" "¿Cómo se construye una aventura así?". 

La película tiene la virtud característica que fue hecha prácticamente con piscachas. Es decir con sobrantes de aquí y de allá en cuánto a rollo fílmico. Yo recuerdo que cuando rodamos no había más que para dos tomas máximo. Así que la concentración era extrema. Hubo una participación del actor José María Yazpik que emocionado dijo al micrófono: "Desestructuraron al cine mexicano". 

Quizá en el recuerdo abuso de la emoción, pero así fue, la cinta gusto mucho, sobre todo al público joven. La película les ofrecía un panorama de hacer cine con los mínimos recursos. El sueño es posible, parecía decirles.

Nos fuimos de celebración a un lugar extrañísimo. Era como una gigante carpa. Música electrónica que a mí ni me gusta pero el éxtasis de gozo me hizo que hasta bailara. Felicitaciones por doquier. Abrazos. Mi paisano Raúl Méndez feliz me decía cómo bailar esa extraña música. Cariño con los compañeros por el éxito alcanzado. 

Al día siguiente salieron los resultados de la competencia: "Adán y Eva, todavía", mejor Ópera Prima del festival; Alejandro Cantú y Ciro Cabello mejores fotógrafos por la misma "Adán y Eva, Todavía". También he de decir que al público dijéramos maduro o mayor, la película les resultaba deleznable. 

Me acuerdo que la actriz Tina Romero me dijo: "Esa película la hicieron bajo ácidos ¿no?, me reí, Tina es muy chistosa. Otros: "ay Raúl, no te ofendas pero ¡que porquería!". La película fue ave de tempestades. Un trabajo que yo recuerdo con una enorme satisfacción profesional.

Así conocí ese hermoso festival que yo tanto quiero. La vida me ha llevado a estar ahí en otras ocasiones, siempre, a Dios gracias, con película. Hoy, la Perla Tapatía celebra treinta años de Festival Internacional de Cine. Esta mañana nostálgica, le doy un trago a mi café y simplemente digo con cariño, nos vemos pronto Guadalajara.

 

Nota: El escrito fue hecho hace cuatro años. El Festival Internacional de Cine de Guadalajara está cumpliendo su 34 edición. En la fotografía al pie del escrito me acompañan mis compañeros actores de la película: "Adán y Eva, Todavía"; Diana Lein y Junior Paulinho.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana