Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Domingo, 20 Enero 2019 21:29

Las series televisivas otra manera de crear para el actor

Valora este artículo
(0 votos)

 

Raúl Adalid Sainz

La televisión, las llamadas series, merecen todo mi respeto, en lo que es el quehacer actoral. El día de ayer comencé grabaciones de una de ellas. Hoy el actor de televisión trabaja de memoria sus textos. Acabaron los días del famoso apuntador, aquel que robaba naturalidad e inmersión al actor, aunque haya aún lugares donde lo usen. 

 

Me sorprende, en los actores protagónicos, que tengan que aprenderse hasta veintidós escenas de la noche a la mañana. Así, literal. La comprensión y memoria debe ser inmediata. La efectividad interpretativa debe ser en la prontitud. Equivocarse es entorpecer el tiempo de producción. Cronos es implacable en la televisión.

Hoy el actor que pretenda hacer las llamadas series, debe poseer, una memoria magnífica, dúctil, capaz de repetir y repetir, comprensión emotiva que haga despertar la intuición interpretativa, saber entrar en situación inmediata. 

Un fantasma rondará, eso sí: el resultado fácil por la celeridad de producción. El actor corre peligro de convertirse en un artesano eficaz, rápido. ¿Qué hacer? No hay tiempo para más. La televisión es así. Sin embargo el actor de compromiso. Aquel que busca conocer la conducta, el carácter, motivos y obstáculos de su personaje, buscará que hacer dentro de esta vorágine de trabajo.

Hoy las series necesitan de actores que sean eficaces, productivos, que sepan desarrollarse con prontitud en el instante, intuitivos, que sepan pescar el ritmo voraz de trabajo. Si además hay talento será un plus. El actor que pretende hacer series con roles grandes deberá crear oficio en las lides descritas.

Tarea nada fácil, sobre todo para el actor acostumbrado al proceso natural creativo que conlleva a la organicidad y la verdad genuina de la emoción. Para aquel histrión apasionado de la construcción del personaje que se da en tiempo natural en el cine y en el teatro.

La actual televisión tiene su propio método de trabajo. Muy respetable. Eso no cualquiera puede lograrlo. "Así que hay que irse de puntitas por no romper el hechizo", así como dice Serrat y a chambear y a conocer en la apertura otro modo de crear.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana