Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Miércoles, 19 Septiembre 2018 11:04

¿Quién eres bajo el influjo de unas copas?

Valora este artículo
(1 Votar)

 

(Una apreciación a la película mexicana "Malacopa")

Raúl Adalid Sainz

Ayer noche vi la premier de la película "Malacopa". Debo decir que como espectador pasé un rato ameno, grato y de enorme entretenimiento.

Para muchos esto podría sonar peyorativo, pero lograr cuajar el elemento entretención con calidad y con rigor en términos artísticos no es tarea fácil.

 

El reciente trabajo de comedia mexicana ha sido muy discutido: por su poca solvencia en guiones, por sus deficientes actuaciones en muchos casos, por querer emular el modelo norteamericano, que no nos va ni mucho menos nos viene, nuestro humor no tiene que ver con el del vecino del norte. De ahí que esas películas mexicanas sean un traje mal puesto. No sé si en realidad han llegado a ser éxitos comerciales. La película que me ocupa está muy distante de caer en esta categoría.

"Malacopa", es la historia de un joven tímido que bajo las exigencias del éxito a como dé lugar de estos tiempos se ve impedido a lograrlo fácilmente. En una circunstancia límite recurre a una pachita heredada de su carismático padre, le da un trago y surge en él un nuevo personaje, "Malacopa", capaz de dominar las exigencias clichés de la vanagloria actual: Ser competitivo, audaz, machín, extrovertido, bueno para las chavas, un ninja samurai para las riñas. Un súper hombre de éxito.

Las apariciones de tu alter ego no son nuevas en el cine, lo hemos visto en anteriores películas: "El Club de la Pelea", de David Fincher, "Sueños de un Seductor", de Woody Allen, "Entre Villa y una Mujer desnuda", de Sabina Berman.

Así que el asunto no era fácil teniendo semejantes parámetros comparativos. Había que lograr una singularidad. Estas apariciones físicas del alter ego se logran en su independencia. Vemos a un cómico fantasma del desdoblamiento logrado eficazmente por el actor Luis Ernesto Franco. Una especie de Tin Tan actual citadino yuppie con su sombrero y tirantes, con tintes gringos, a la Brad Pitt, una mezcolanza extraña pero que funciona. "Mateo", el yo natural del joven tímido está interpretado con compromiso por el joven Luis Arrieta. Hacen los dos una empatía de opuestos notoria en pantalla.

El ritmo, el tempo de comedia, está muy logrado por parte del director Armando Casas, quien vuelve a mostrarnos una eficaz comedia fina, así como lo hizo con su ópera prima "Un Mundo Raro". Con fina me refiero a tejer bien las situaciones, con coherencia y verosimilitud, con una buena dirección de actores que entona correctamente en unidad de medida a sus histriones. Organiza bien su material. Narra eficazmente y con oficio, el guion de Herminio Ciscomani. Aprovecha bien los gags de comedia y los transmite a los actores, y ellos saben ejecutarlos con eficacia.

El talento de la fotografía de Alejandro Cantú vuelve a aparecer, un talentoso cinefotógrafo que hemos visto su huella en películas como: "Un Mundo Raro", de Armando Casas; "Adán y Eva Todavía", de Iván Ávila; "El Callejón de la Amargura", de Arturo Ripstein. Nuevamente el talento de Casas y el de Cantú vuelven a reunirse. Esto le da un plus a la cinta en calidad.

Está también el talento en producción de Francisco Villarreal, quien además es primer asistente de dirección de Armando Casas. La solvencia de Paco en estos rubros es una garantía. Un profesional con talento y hondos conocimientos cinematográficos. Miembro, junto con Casas y Cantú, de esa generación notable de cineastas del CUEC. 

Me encantó el casting de actores logrado por el talento de Elvira Richards ("El Estudiante", "La Cebra ", "Espiral", "La Mitad del Mundo"), quien reunió magníficos actores, y acertadas propuestas de acuerdo al objetivo a trabajar: Ejecutivos, arquitectos, empleados de una empresa de alto nivel. Amén de los personajes incidentales que están muy bien seleccionados y destacan en solvencia actoral.

El trabajo de arte, de vestuario, de maquillaje, de música, de locaciones, un acierto.

Estamos hablando pues de una película bien estudiada en su organización. En su estructura a trabajar. Una cinta que denota trabajo, rigor.

Pasé un gran momento como espectador. Lo importante es verlo como eso: una cinta que logra encanto y entretenimiento. Cosa difícil de lograr. En ese sentido "Malacopa", es el ejemplo de que se puede hacer un cine responsable y de calidad en el rubro de la diversión.

Un añadido de calidad es la presencia en la cinta del maestro Alfonso Arau como actor. En cuatro pequeñas secuencias el señor da muestras de su talento y de su encantadora presencia cinematográfica. Loable la labor de Elvira Richards, Directora de Casting, para conseguir su retorno al cine como actor en una actuación muy especial.

Ayer felicité a tantos amigos que participan en esta película y me dio un enorme gusto. Hoy quiero recomendarla. No por "cuatismo", sino porque a lo bueno hay que sugerirlo siempre. Este Viernes 21 de Septiembre, "Malacopa", comienza su historia comercial.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana