Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
  • Novenoaniversariolaotraplana
Lunes, 08 Marzo 2021 12:53

Mujer… es

Valora este artículo
(1 Votar)

 

Sandra M. Hernández Flores | La Otra Plana.com.mx

    ‘Es difícil ser mujer en un país machista’. ‘Ni para qué estudias, te casas y ya no vas a trabajar’. ‘Calladita te ves más bonita’. ‘Tenía que ser mujer’. ‘Seguro se metió con alguien para tener ese puesto’… y un largo etcétera.

Son frases comunes, que quizás hemos escuchado y tal vez pronunciado.

Y quien soy yo para criticar, una simple persona que trata de cuidar su hogar, su familia y su trabajo.

Sin poder para reprochar, recriminar, sermonear… pero si con la fuerza que me da el ser igual que muchas, tan distinta y tan común, para apoyar, para escuchar, para estar.

Y es que cada quien, a nuestro modo, vamos creciendo por la vida que nos tocó vivir, afrontando retos y superando cada obstáculo, sonriendo ante los logros, amando a quien deseamos.

Y una a una, en un proceso distinto, buscando desarrollarnos como seres humanos, más que como mujeres, porque el bien, los derechos y las prerrogativas deben darse a todas por igual: en respaldo, respeto, apoyo, trabajo, salario, descanso, felicidad.

    Y por eso hoy, en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, doy voz en este pequeño espacio a mujeres grandes, mujeres plenas, mujeres que buscan crecer, mujeres que creen, que aman y que son ejemplo y, en lo personal, ejemplo para mí, para seguir adelante.

Mirna Pineda, periodista mexicana y coach de vida, nos aporta ideas sobre el vivir como mexicana en el extranjero, donde hizo su vida, formó una familia y se desarrolla como profesional, y reflexiona sobre el crecimiento de sus dos hijas. Aquí algunos conceptos:

“A mis hijas, a tus hijas, fruto del vientre de dos países

Hijas, les han brotado grandes alas y ahora vuelan en libertad. …Son herederas de una fuerza intuitiva que algunos viles soberanos se empeñan en desaparecer, porque tienen miedo de lo que las mujeres somos capaces de hacer.

Aquí no están sus raíces, sin embargo están las ramas de sus frondosas almas en constante evolución. Como inmigrantes, tienen doble linaje y un mayor compromiso.

Les toca ahora a ustedes cultivar la ofrenda que sus tatarabuelas, abuelas y yo, hemos ido puliendo para hacer que su camino sea menos escabroso del que nos tocó andar. Si ustedes han llorado por la frustración de no tener lo que han deseado, les pido que miren alrededor y vean los múltiples casos de las mujeres mutiladas sexualmente, violadas con alevosía, acuchilladas con desprecio y sin clemencia.

Están aquí, en este desigual primer mundo. Y más aún, en la frontera sur, donde está la cuna que a ustedes les vio nacer. Hijas de mi vientre y del vientre de dos países, ustedes son el resultado de la mezcla de razas, de idiomas y de cultura. Les hemos bordado las alas para que vuelen con independencia, pero en cada puntada hay rebeldía ancestral, cuestionamiento de paradigmas, clamor por igualdad y justicia, desigualdad de género.

Hoy que conmemoramos el esfuerzo y la sangre derramada de miles de mujeres que claman por equidad, les pido un favor: Si queremos cambiar el mundo, cambiemos nuestra propia percepción y además, cambiemos el mundo de una mujer. Así, ustedes ayudarán a dos, y esas dos a otras más y exponencialmente seremos una cadena universal de apoyo.

Con mi amor de mujer, en pie de lucha desde antes de nacer”.

    A su vez, Claudia López Zúñiga, torreonense, abunda sobre esta conmemoración, y señala que esta fecha es para hacer conciencia entre la población sobre el papel de la mujer en lo laboral y social.

“Para recordarnos que hay muchas mujeres que son explotadas, abusadas, degradadas solo por el hecho de ser mujeres”, y añade que “debemos tener los mismos derechos y privilegios laborales que los hombres”.

Este día, explica, “lo vivo trabajando, dándole dignidad a mi sexo, siendo productiva”.

Claudia, apoya en el negocio que saca adelante su madre, por las mañanas; por las tardes, atiende la empresa que tiene con su familia. Es madre de dos niños y una niña, y estudia Teología, Espiritualidad y Acompañamiento Espiritual.

Recuerda que como mujer ha sido discriminada en varios aspectos. Cuando empezó a trabajar al terminar la preparatoria, le pagaban la mitad del sueldo que a sus compañeros hombres, por igual o más trabajo como encargada de una tienda de importaciones; incluso actualmente en su negocio, “los clientes se enojan si los corrijo y me piden que le hable a mi esposo, ‘porque él sí sabe’; incluso, hasta se han burlado de mi porque cargo los bultos y me dicen: ‘pos quiere trabajar en igualdad, ¿no?’”. Pero aun así, no se rinde, pese a que, incluso, ha sufrido acoso.

Finalmente, Luisa Hauscarriaga, de nacionalidad argentina, señala que ella no participa de las actividades que se hacen para conmemorar esta fecha. “Pero creo que debería ser un día donde se pudiera reflexionar en dos sentidos: Seguir haciéndonos escuchar para poder acceder a los mismos derechos y libertades que el hombre, pero respetando nuestra esencia, y diferencias.

“Además, reclamar que no queremos más violencia hacia la mujer. Se debería pensar: ¿por qué seguimos necesitando ese tipo de comportamientos? ¿Por qué no podemos valorarnos y respetarnos lo suficiente como para no permitirlo? A la mujer se le enseñó que debía aceptar, callar, estar siempre dispuesta a cuidar a los demás, construir una familia, o buscar el príncipe azul para ser feliz”.

Sin embargo, añade que al igual que el hombre, “se les olvidó enseñar a escucharse, identificar sus necesidades, atenderlas, cuidarse a sí misma y dejar de buscar afuera lo que a cada una le corresponde darse. Creo que se debería poner mucho énfasis en el autocuidado: ¿Qué podría hacer cada una en ese día para valorar y respetar su vida?

“Es increíble pensar que 129 mujeres murieron en una fábrica por valorarse, y reclamar mejoras en el aspecto laboral; y muchísimas mujeres mueren a diario por no valorarse, y permitirse ser parte de relaciones que no funcionan. Está mal visto valorarse, quererse, y respetarse a una misma. Ya que muchas veces impusimos modas, deberíamos aliarnos para imponer una moda dónde el respeto y el autocuidado sean los pilares fundamentales”.

Lu, como la conocemos sus amigos, quien es débil visual y tiene un niño, recuerda que participó en un curso en el que les explicaron que hay una doble vulneración, por ser mujer y tener discapacidad, y están más expuestas a la violencia en distintos ámbitos: familiar, institucional, laboral.

Por esa razón hay que trabajar mucho para que cada mujer pueda conocer sus derechos y aprender a hacerlos respetar, desde niñas hasta mujeres adultas. “Hay muchas barreras qué romper, la principal: el desconocimiento, las complicaciones para acceder a la educación, a un trabajo, y conceptos y prejuicios que muchas veces no permiten desarrollar una vida plena.

“Muchas veces se nos pone en un lugar de niñas eternas, donde a pesar de ser adultas, presuponen que no podemos hacer algo que cualquier mujer haría: elegir qué vestir, qué comer, trabajar, decidir ser madres o no, decidir con quién y qué tipo de relación tener”.

Y reflexiona: “En el caso de la discapacidad intelectual, alguien externo decide sobre el cuerpo de la mujer sometiéndola a esterilizaciones para no tener hijos. Y en mi caso que tengo discapacidad visual, es como que tendría que rendir examen todo el tiempo, demostrando que puedo hacerme cargo de mi vida y cuidar a mi hijo”.

Datos, números, estadísticas

INEGI da a conocer datos del Censo de Población y Vivienda 2020, a propósito del Día de la Mujer.
•    En México hay 64 millones 540 mil 634 mujeres: el 51.2 por ciento de la población total.
•    Del total de la población ocupada de 25 años y más que se desempeña como funcionarios y directivos de los sectores público, privado y social, 39.0 por ciento son mujeres.
•    En 2018, 40.7 por ciento de las judicaturas y magistraturas en los juzgados y tribunales superiores de justicia estatales estaban a cargo de mujeres; 48.2 y 49.2 por ciento de las posiciones en la Cámara de Diputados y en el Senado estaban ocupadas por mujeres; y en los Ayuntamientos 44.9 por ciento eran regidoras, síndicas o presidentas municipales.
•    Las mujeres son propietarias de un tercio (36.6%) de los establecimientos micro, pequeños y medianos de manufacturas, comercio y servicios privados no financieros (MIPYMES). Las mujeres propietarias contratan más mujeres para trabajar (dos mujeres remuneradas por cada hombre) y 86.1 por ciento de su personal permanece empleado durante todo el año.

La brecha de género en la carga total de trabajo (remunerado y no remunerado) es de 13.4 horas semanales en promedio. La mayor carga de trabajo para las mujeres se refleja en menor disposición de tiempo libre: en promedio 4.2 horas a la semana.

Mientras que la edad mediana nacional es de 29 años, en el grupo de las mujeres es de 30 años. En promedio tienen 2.1 hijas e hijos.

El promedio de escolaridad de las mujeres de 15 años y más es de 9.6 años.

La tasa de participación económica de las mujeres creció 15.7 puntos porcentuales en los últimos diez años (de 33.3 en 2010, a 49.0 en 2020).

La Organización de las Naciones Unidas conmemora desde 1975 el Día Internacional de la Mujer. Fue en México en donde se llevó a cabo la primera Conferencia Mundial sobre la Mujer, del 19 de junio al dos de julio de 1975, durante el año internacional de la mujer. Dos años más tarde, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró oficialmente el ocho de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

Para 2021, el tema propuesto por ONU Mujeres es “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”, en un esfuerzo por reconocer sus logros y desafíos, y destacar la importancia de la participación de las mujeres en las decisiones públicas.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana