Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Jueves, 19 Noviembre 2020 10:34

Una noche de encanto con los amantes de Verona

Valora este artículo
(1 Votar)

 

 

Raúl Adalid Sainz

Anoche viví una experiencia hermosa al ver vía zoom, la clásica y bella tragedia amorosa de "Romeo y Julieta", del siempre amado teatral William Shakespeare.

 

Debo confesar mi prejuicio o reticencia a aceptar el teatro por manifestación virtual. Pero ayer recibí un unipersonal del actor Rodolfo Ornelas de una manera impecable. Y digo notorio porque la transmisión fue espléndida. Bien narrado en imagen y en sonido. Sin interferencia alguna. Con un impecable manejo de cámara que era un auxiliar sutil a la situación escénica. Nunca un protagonista. Un impecable guion de cámara llevado a la presencia por Gonzalo De la Torre. La iluminación para este teatro filmado es también aplaudible.

En cuanto al espectáculo unipersonal pasé un momento de enorme entusiasmo. Todo inicia con esa bella música renacentista isabelina para las obras shakesperianas. Tres músicos acompañados de guitarra, chello, violín y algún pandero que da color y tono festivo. Bella música que crea atmósferas, ámbitos, clima emotivo, marca transiciones. Los músicos y sus melodías son un personaje más del espectáculo. 

Cada elemento escénico, en su economía, un biombo, arcones, utilería (espada, botellitas de veneno, una rosa roja, un corazón) y elementos de vestuario (máscaras, gorras, capa) son elementos para crear la ficción. Es un unipersonal que en los detalles borda una sinfonía dramática. La dirección de Mario Iván Martínez es de una precisión y nitidez maravillosa. Conoce y organiza perfectamente el material con el que va a trabajar. 

La adaptación a la tragedia shakespereana es muy lograda. La narrativa del espectáculo está muy bien significada. Se narra, se interpretan las situaciones viviéndolas, la música crea ámbitos, el espacio se significa, el tránsito por un biombo que simboliza pasajes de tiempo, de situaciones, de cambios de personaje. Una partitura escénica muy bella en su sencillez, dice en fantasía la contundencia del hecho escénico. La lectura es precisa, legible e invitante a crear mundos diversos.

La interpretación actoral de Rodolfo Ornelas es de una elocuencia emotiva maravillosa. Es un canto de sol salido por oriente. Es el narrador que encanta, que invita, es la transformación del enamorado "Romeo" al borracho anfitrión capuleto, es el iracundo "Teobaldo", la dulzura de "Julieta", el bonachón español "Fray Lorenzo", es el soberbio francés "París" o la gracia de la "Nana", de Julieta. Rodolfo se tira al vacío y vive en matices diversos la tragedia de "Romeo y Julieta". Viaja y nos hace viajar con él. 

El final es elocuente: un corazón de amor y una espada, como el contraste de error trágico a la consecución plena enamorada de "Romeo y Julieta". Escuchar la melodía final, el tema de "Romeo y Julieta", de Nino Rota, esa que recuerda la película de Franco Zeffirelli, es un regalo adicional. Deseo el mayor de los éxitos al joven actor, entusiasta y talentoso, Rodolfo Ornelas. Un colega con un elemento fundamental para ser actor: pasión por el teatro, arrojo vital para interpretar al ser humano en sus pasiones y sus contradicciones. Ser siempre Eros nunca Narcisos.

Queda una función de este unipersonal. Es este viernes a las 20 hora. No se arrepentirán. Teatro filmado que transmite. Que conecta con el espectador.

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana