Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • 7aniversariolaotraplanabanner
Viernes, 09 Agosto 2019 11:57

Gabo, La Magia de lo Real

Valora este artículo
(1 Votar)

 

Raúl Adalid Sainz

Ayer me encontré con una joya de documental llamado: ‘Gabo La Magia de lo Real’.

La película está dirigida por el británico Justin Webster. Fue estrenada en el año de 2015 en el Festival de Cartagena Colombia.

 

Un documental que va de la mano de un tren inicial al pueblo donde todo surgió: Aracataca. El lugar de nacimiento de Gabo García Márquez.

En ese mágico y real lugar surgen las fantasías de Gabo. Es el Macondo universal de todos nuestros recuerdos. Hay un escritor que les puso nombre y si no se las puso la señalaba con el dedo. Así como los pobladores de Macondo al no encontrar palabra para nombrar ciertas cosas.

En el documental existe un lazarillo guía. Es el escritor colombiano Juan Gabriel Vázquez que sigue la huella investigativa de los pasos de Gabo. Lo vemos en Aracataca, Sucre, Barranquilla, Bogotá y Cartagena. Lugares del tránsito de vida del genial escritor.

El documental presenta una cuestión fundamental: Cómo es que un niño de un pobre pueblo colombiano revolucionó la novela y fue capaz de arrebatar y cantar la vida de millones de lectores en el mundo.

¿Quiénes son estos genios? En el caso de Gabo, fue un niño que se crio con sus abuelos. Él un coronel que se formó en la guerra de "Los mil días", entre liberales y conservadores en Colombia, y la abuela una mujer llena de supersticiones y mundo fantasmal que permeaba su vida hasta verla como un algo cotidiano. La muerte y la fantasía; estas fueron las normas de crianza de Gabo.

El documental va al testimonio de vida de quién era este escritor. Por medio de sus amigos escritores y periodistas, dos de sus hermanos, su biógrafo Gerald Martin, e impresiones de los ex presidentes Bill Clinton y César Gaviria.

La cinta te lleva a un paseo de amor por el imaginario de vida del autor. Es como un viaje en barco por el "Río Magdalena" colombiano, donde ves el inquieto y fantástico mundo de un ficcionista que bebió el elíxir de la vida. De repente me pareció ver a esos amantes de su arrobante felicidad en la novela "El Amor en Tiempos del Cólera".

La película detalla el sonar de teclas de vieja máquina periodística por el diario "El Espectador", sitio primero de trabajo de Gabo en Bogotá. Va al peregrinar de vida del escritor a México, la génesis creativa en nuestro país de "Cien Años de Soledad". Los avatares humanos y económicos para que surgiera. El desmadre celebratorio al ganar el premio "Nobel". El bailar de cumbia en la alegría.

Algo muy interesante plantea la cinta: la amistad de Gabo con Fidel. Más que un partidario del comunismo, Gabriel García Márquez, era amigo de Fidel Castro. Una filia amorosa espiritual había entre ellos. Un caerse a toda madre.

El caso es que la película documental me hizo volar en mi propia danza imaginativa. Oí el canto del teclear de la máquina de Gabo. Vi esa amada Colombia que no conozco más que en mi propio imaginario. Me hizo sentir la inquietante vida vista a través de la redención de la literatura. Sí, así como una oportunidad de recomponerla. De recrearla.

Siempre Gabo como una constante. Como un seguir de guion de "En Este Pueblo no hay ladrones", o un esperar de chamba en esperanza en "El Coronel No Tiene Quien le Escriba", o una alegría ácida triste como esa creada para "María de mi Corazón".

Un documental que recomiendo a todas luces. Lo pueden ver por Netflix. "Gabo La Magia de lo Real".

 

PD: Gabo cierra la película hablando de lo injusta que es la muerte. Una periodista le pregunta, ¿qué podemos hacer para evitarla? Él contesta convencido: escribir, escribir mucho.

 

Raúl Adalid, en algún lugar de México Tenochtitlan

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana