Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Martes, 12 Marzo 2019 17:12

Del universo al Fin del Mundo, la historia de Eduardo Hernández

Valora este artículo
(2 votos)

 

Alberto Triana | La Otra Plana.com.mx

Torreón, Coahuila.- Luego de dedicarse a la exploración y difusión del universo, Eduardo Hernández Carrillo, ex director del Planetarium de Torreón, decidió hacer un viaje al “Fin del mundo” y al mismo tiempo hacia su interior para conocerse a él mismo.

Cansado de la carga de trabajo y de la cotidianidad, un día agarró su motocicleta para salir de Torreón, recorrer Centro y Sudamérica hasta cumplir su propósito, llegar a la ciudad de Ushuaia en Argentina.

Se trata de una iniciativa que tomó por salud mental y emocional, además de que también quería demostrarse de lo que es capaz.

Es por eso que apuntó la dirección rumbo al denominado “Fin del mundo” y decidió recorrer más de 18 mil kilómetros en dos meses y medio.

Para ello, describió que tuvo superar intensas lluvias en Ecuador y Colombia, las difíciles carreteras de Guatemala, la soledad del desierto de Perú, la altura del desierto en Chile y el frío y el viento de Argentina, entre otras cosas.

“Lo más impresionante que he vivido no se puede describir en una sola palabra, pero sí recuerdo el desierto de Atacama en Chile, ir a observatorios astronómicos que vi en revistas de astronomía hace 26 años y decir que logré ir porque así nació la idea del Planetarium de Torreón, quizás eso fue de lo más emotivo.

“Otra cosa impresionante fue el Glaciar Perito Moreno de Argentina, que es una masa de hielo, así como pasar los volcanes de Centroamérica. En fin, todo lo que me ha tocado vivir ha sido impresionante, pero quizás el momento más emotivo fue recorrer una curva y ver el letrero que dice 'Ushuaia Fin del Mundo', ahí fue donde valió la pena el recorrido de 18 mil kilómetros”.

Entre lo más difícil, relató que fue quedarse solo a mitad de una montaña en Guatemala, sin contacto alguno y una vez que se cayó en la Patagonia debido a las fuertes ráfagas de viento sostenido de 40 kilómetros por hora y rachas de hasta 85 kilómetros.

“Ahí fue donde visité el suelo porque el viento me derribó. Ahí fue un momento muy difícil”, expresó.

Una vez que llegó a su destino el “Fin del mundo” acotó que regresará a Torreón en tres semanas para comenzar con los preparativos para instalar un planetario en el Museo El Trompo en Tijuana, además de que trabajará para Coming Zone que es una empresa de museografía filial al Planetarium.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana