Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Banneraniversario
Miércoles, 05 Diciembre 2018 18:49

A DON VICENTE LEÑERO

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Me llegó como un Evangelio según Lucas Gavilán

 

Raúl Adalid Sainz

Pasó en novela como mezcla de albañilería a construcción de cine.

Me asombré en la Cineteca con ese juego de thriller en tiempos narrativos; Fons y Vicente los ingenieros del ingenio.

 

Viví como fantasma en esa mudanza de crisis en pareja, quizá fue La Mudanza de mi tiempo.

Quedé preso como "El Tarzán", en Cadena Perpetua de Ripstein.

Fui Cristo traicionado en ideal en Jesucristo Gómez. 

Olí y saboreé aquel consomé de Carmelita González en La Visita del Ángel.

Viví ese juego de orfebrería de guion para contar un Callejón de Los Milagros.

Compadecí el martirio traicionado del Prior de Pueblo Rechazado a Monasterio de Los Buitres. Sentí el dolor ofendido de la fe confrontada con ortodoxas y sordas estructuras en Martirio de Morelos. Lo

viví con Isela y Cecilia, en un Llanto de Tortuga, a guion de Del Villar y de Leñero.

Me enojé ante ideal dando la espalda del padre Amaro, el sueño roto vuelto pesadilla.

Caí al infierno, Fuera del Cielo de mi cielo.

Reí, me sucumbí en historias de mi mundo en "Vivir del teatro", el camino en ruta de Leñero por el escenario, queriendo apresar la vida aunque fuera por segundos.

Don Vicente es y fue un constructor de mundos, yo como lector, como audiencia de los teatros y de los cines sólo decirle debo, ¡Muchas gracias!

 

PD.- Aquella vieja y cuidada máquina de escribir tecleó por última vez, le preguntó a quién tantas veces la había acariciado creando sinfonía: "¿Y qué buscabas?", él contestó sereno , "La verdad". (A cuento del adiós de don Vicente Leñero.)

 

Raúl Adalid Sainz, en algún lugar de México-Tenochtitlan

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana