Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
Viernes, 14 Enero 2022 20:18

LA CAJA DE PANDORA QUE RESULTARÁ LA FERIA ESTATAL DE LEÓN 2022

Valora este artículo
(2 votos)

 

 

Pero qué necesidad, para qué tanto problema

mientras yo le quiero ver feliz, cantar, bailar

reír, soñar, sentir, volar, ellos le frenan

Juan Gabriel, cantante popular

 

Emanuel Alvarado

Hace justo un año me contagié de Covid, nefasta palabra que ya no necesita presentación ni explicación porque todos la aprendimos en medio de una pandemia que nos tomó por sorpresa y que aún vemos con incredulidad debido a que vino a cambiar la forma en que vivimos y que al parecer llegó para quedarse.

 

Mi padre, además de sus varias enfermedades, también fue diagnosticado con ese “bicho”, como le llama mi querido amigo y colega José Luis Ramírez Sánchez, y mi papá pasó a engrosar esa triste lista de fallecidos por “el coronavirus”.

Vamos para dos años de pandemia y hemos visto de todo. Pero de verdad de todo. Trataré de hacer un resumen arbitrario de esto: acciones extraordinarias, solidaridad, fotos inauditas, pronunciamientos inteligentes, declaraciones absurdas, frases estúpidas, posturas egoístas, inacciones, acciones oportunas, mentiras, falsedades, paranoia, radicalismos, información, desinformación, “infectados”, muertos, sobrevivientes, posturas encontradas y ese largo etcétera que somos.

A casi 24 meses de iniciada la declaratoria de pandemia, me detendré a señalar algunas acciones muy correctas, desde donde se les vea, que han emprendido algunos países de los llamados altamente desarrollados, países, subrayaría, con un mejor índice de consciencia social sobre las consecuencias de tales fenómenos y que le han dado un mejor tratamiento a la pandemia. Pongamos algunos ejemplos de países que están tomando medidas generales para proteger a su población.

Los ministros de Salud de las siete naciones más desarrolladas del mundo (el G7) acordaron impulsar la inmunización en los países en desarrollo frente a la propagación del nuevo linaje del coronavirus. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre un "riesgo global muy alto" por el elevado número de mutaciones de Ómicron, mientras más países cierran sus fronteras o detectan la variante en su territorio.

En Alemania, se articularon estas acciones: En Mecklenburgo-Antepomerania, cines, teatros, museos, la parte bajo techo de los jardines zoológicos y los museos cerraron a partir del 27 de diciembre 2021. En Brandeburgo y Baja Sajonia habrá un límite de diez personas -sin contar niños- tanto bajo techo como al aire libre.

Japón, que recientemente había flexibilizado la entrada de extranjeros a su territorio, retrocede a esta apertura y a partir del 30 de noviembre sus fronteras únicamente estarán abiertas para el retorno de sus ciudadanos (2021).

Finlandia, el país nórdico, ha logrado discretamente mantener los niveles de infección cinco veces por debajo de la media de la Unión Europea, así como una tasa de letalidad de las más bajas del continente. Mientras la mayoría de los países europeos endurecen las medidas para frenar una nueva ola de coronavirus, para desesperación de muchos sectores de la población en Europa, en Finlandia la tasa de infecciones cae y los habitantes apoyan ampliamente las restricciones.

Mientras en Francia, se verán recortadas las reuniones por la imposición de aforos limitados, los cuales permitirán un máximo de dos mil personas en el interior del establecimiento y hasta cinco mil en el exterior. Además, quedará prohibido la venta y el consumo de comida y bebidas en eventos deportivos, culturales –cine, teatro- y el transporte público

La Unión Europea, a través de su Consejo, desde finales del año pasado, ha tomado las siguientes acciones para seguir enfrentando el Covid: Vacunación universal para la población de los 27 Estados miembros (hasta el momento han vacunado al 75% de los adultos), administrar con urgencia las dosis de refuerzo y mantenerse alertas ante la aparición de nuevas variantes, hacer frente común a la desinformación, superar la reticencia a la vacunación, la expedición de un certificado digital para los vacunados, además de las consideraciones para frenar la propagación, la limitación de viajes y movilidad. Lo anterior, sin contar que desde el inicio de la pandemia han destinado muchos recursos económicos a las investigaciones más prometedoras para vacunas y medicamentos que apoyen su tratamiento y cura.

Y en el caso particular de Singapur, su gobierno anunció, a finales del 2021, que cobrará las facturas por hospitalización y medicamentos a quien se enferme o contagie de Covid y no quiso vacunarse; es decir, y con todas sus letras: a los no-vacunados por voluntad propia. Y lo cito: “Las personas no vacunadas constituyen una considerable mayoría de las que requieren atención hospitalaria intensiva, y contribuyen de manera desproporcionada a la carga de nuestros recursos sanitarios, dijo el Ministerio de Salud en un comunicado. Por lo tanto, a partir del 8 de diciembre de 2021, comenzaremos a cobrar a los pacientes de covid-19 que no estén vacunados por decisión propia.”

Precisamente por eso se llaman países civilizados, desarrollados o de primer mundo.

En cambio, el gobierno de extracción panista (y menciono al partido porque los ciudadanos debemos pasarles la factura a todos esos “servidores públicos” que no velan por el bien común) de la ciudad de León, Guanajuato, con una población de un millón y medio de habitantes (casi dos millones con su zona conurbana) este viernes 14 de enero abrirá las puertas a una feria estatal con tintes de caja de pandora que en sus últimas ediciones ha recibido cinco millones 755 mil visitantes en el año 2018; más de 6 millones de personas en el 2019 y también en el 2020 (año del inicio de la pandemia); en contraste con los 662 mil visitantes que tuvo “la feria de verano” durante el 2021 (porque se canceló la tradicional y se hizo este entuerto) ;contra los más de 4 millones que se esperan en el 2022 y que se extiende por largos 27 días, hasta el 9 de febrero.

Si hacemos una operación simple entre los 2 mil 157 millones de pesos que se esperan de derrama económica contra los 4 millones de personas que llegarán como visitantes, resulta que poner en riesgo tu vida cuesta 539.25 pesos…

No sé ustedes, pero me parece muy poco dinero y demasiado el riesgo de perder una vida; porque además a qué irías… ¿a comer, a beberte algo, a platicar, a pasearte? Nada, absolutamente nada que no puedas hacer en tu casa o en pequeñas reuniones o incluso resultará mejor idea esperarte a que pase esto y el próximo año sea mejor y más seguro asistir… Las autoridades la abren so pretexto de incentivar la economía… ¿En serio están pensando en la gente?

Lo más prudente será no asistir, para no correr riesgos innecesarios y de paso no alimentar al monstruo de diez mil cabezas con tentáculos por todas partes que es este ya tan conocido ente maligno llamado Covid… #NoAsistasAlaFeriaLeón2022

 

©Emanuel Alvarado, 2020

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FB: @EmanuelAlvaradoEscritor 

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana