Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
Jueves, 06 Enero 2022 20:10

De buena fuente

Valora este artículo
(0 votos)

ULISES SALAS

Pulp fictión   

Tiempos violentos viven nuestros vecinos zacatecanos, con la cruenta ola criminal que la madrugada de este jueves se enrareció al extremo, cuando desconocidos dejaron abandonada frente al Palacio de Gobierno, una camioneta con diez cuerpos de ejecutados.

 

Es obvio, que es un claro mensaje de advertencia para el gobernador entrante David Monreal, de parte de las bandas delincuenciales que controlan la entidad.

Hasta el momento, ningún grupo criminal ha sido responsabilizado por este abierto reto a las autoridades estatales zacatecanas.

En Coahuila, también se vivieron tiempos difíciles, y semejantes a lo ocurrido en la capital zacatecana, con el entonces gobernador Rubén Moreira Valdez.

En esos meses, un cartel de narcotraficantes intentó negociar con el mandatario estatal, a través de jefes policiales, pero Rubén los rechazó.

En venganza y como advertencia, los criminales dejaron escondidas en la madrugada del día siguiente en la plaza de armas, frente al Palacio de Gobierno, las cabezas de tres ejecutados.                                                                       

Ante la ausencia de Víctor Zamora, responsable político y de la seguridad en Coahuila, una importante funcionaria estatal salió en la madrugada a escudriñar y revisar bajo las bancas, en la fuente de la Ninfas y otros rincones del paseo tradicional.

Junto a los guardias de Palacio Rosa, pronto dio con las cabezas y las retiraron del lugar, antes del amanecer saltillense, y así evitó un gran escándalo mediático, como el que hoy viven en Zacatecas.

Lo demás es historia, pues Rubén Moreira expulsó al cartel de narcos, recuperó la seguridad pública, y dio a Coahuila la paz social que hoy viven los ciudadanos.

La identidad de la funcionaria estatal, puede que la adivinen, pero solo diré que no es sarapera.

***

Ave Fénix

No será fácil levantar a Sabinas de sus cenizas, luego de dos desastrosas administraciones municipales.

La alcaldesa Diana Haro tiene un reto muy grande, que es recomponer, rehacer, y reconstruir el gobierno municipal, para brindar una atención de calidad en servicios primarios, seguridad pública, y beneficios sociales a la comunidad.

Los ex ediles Lenin Flores y Temo Rodríguez, fueron un fiasco, un auténtico fracaso, y se burlaron vilmente del pueblo sabinense, pues solo se dedicaron a enriquecerse a costa del erario público.

No, no será fácil, pero la maestra Diana puede con ese reto y más, pues cuenta con el apoyo ciudadano, y con su integridad moral, para poner orden en el basurero que le heredaron.

Al tiempo…

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana