Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
Sábado, 20 Noviembre 2021 10:05

Portal

Valora este artículo
(0 votos)

¡Méndigos amparos tan estorbosos!

 Carlos Arredondo Sibaja 

Era el 29 de enero de 2018. Andrés Manuel López Obrador apenas era precandidato a la Presidencia de la República y a la campaña aún le faltaban poco más de dos meses para arrancar. Ese día, sin embargo, quien a la postre se colocaría la banda presidencial hizo público, en la capital de la República, su “Plan Nacional para la Procuración de Justicia, Combate a la Corrupción y Democracia”.

 

Como parte del evento presentó a quienes integrarían las ternas de aspirantes a ocupar los cargos de Fiscal General, Fiscal Anticorrupción y Fiscal Electoral. En la segunda terna figuraba María de la Luz Mijangos, quien hasta hoy se desempeña en dicha posición.

En aquel evento, ocurrido hace casi cuatro años, López Obrador reiteró, como lo ha hecho tantas veces, una de sus más caras promesas: “quien sea de los tres el nuevo Fiscal Anticorrupción, estoy seguro que desempeñará su función consciente de que se trata no solo de aminorar, o reducir, o mantener a raya la corrupción, sino de acabarla por completo.

“Entre todos -y esa es una convocatoria que venimos haciendo en todas las plazas públicas- vamos a llevar a cabo la gran tarea de desterrar la corrupción y establecer la virtud de la honestidad como forma de vida y como forma de gobierno”, dijo el entonces precandidato.

María de la Luz Mijangos fue designada Fiscal Anticorrupción, por el Senado de la República, el 11 de marzo de 2019. Lleva más de 32 meses en el cargo, es decir, como responsable de cumplir la principal promesa del sexenio: “desterrar la corrupción”.

Sin embargo, como lo evidenció el periodista Carlos Loret de Mola el pasado 21 de octubre, al liberarse el capítulo número 59 del programa conducido por él en la plataforma Latinus, aunque en esta Fiscalía se han abierto poco más de dos mil carpetas de investigación en más de dos años y medio, tan sólo ha obtenido 17 vinculaciones a proceso... ¡y dos míseras sentencias!

¿Cómo puede ser esto posible? ¿Cómo puede, el primer gobierno determinado a erradicar la corrupción en el país, ser tan ineficaz, tan poco productivo en el proceso de combatir a los individuos deshonestos a quienes, según el dicho del Tlatoani, se les puede encontrar debajo de cada piedra?

La respuesta la tuvimos el jueves pasado cuando María de la Luz Mijangos acudió, como principal invitada, a la tercera cumbre de la Convención Nacional de Fiscales Anticorrupción celebrada en Saltillo.

En este evento, la responsable de poner en jaque a los corruptos nos reveló el arma secreta con la cual los pillos -del pasado y del presente- han logrado escapar -hasta ahora- a sus garras: ¡el maldito juicio de amparo!

“Hay que esperar que madure esta institución para que se puedan tener casos que puedan señalarse. Hay muchos mecanismos de defensa de derechos humanos como es el amparo, y una vez que se hace la apertura a un juicio, se suspende”, dijo la funcionaria.

¡Pinche juicio de amparo! ¿A quién se le ocurrió inventarlo? ¡Pinches derechos humanos! Bien lo decía el ínclito Arturo Montiel: si los derechos humanos son para los humanos, “no para las ratas”...

Con esta explicación pues ya todo queda muy claro: lo expuesto en el reportaje de Loret debe ignorarse, desecharse, olvidarse. Porque no tomó en cuenta este gravísimo escollo, enfrentado por la señora Mijangos, para perseguir y meter al bote a los corruptos.

En este espacio, como somos mal pensados, ya andábamos considerando la posibilidad de calificar a la Fiscal como una funcionaria incapaz, inepta... pero pues ya no... ya lo tenemos todo muy claro.

¡Feliz fin de semana!

@sibaja3

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana