Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Banneruachorizontal
  • Novenoaniversariolaotraplana
Lunes, 11 Octubre 2021 17:30

A LA BÁSCULA

Valora este artículo
(1 Votar)

 

 

Trabajo sucio

 

Julián Parra Ibarra

Aunque diga y grite que al PRI no lo presiona nadie, ni el gobierno ni los sectores, ni los empresarios ni nadie, luego de que el Presidente les lanzara la advertencia de que están ante la oportunidad histórica de votar en el Congreso en favor de su contra reforma eléctrica; y que el PAN los emplazara a que se definieran sobre el tema, condicionante para mantener vigente la alianza electoral que se presumía fuera igualmente alianza legislativa, el dirigente nacional del Tricolor, Alejandro Moreno, parece estar convencido de hacerle el trabajo sucio a Morena.

 

Moreno, dejó su puesto de gobernador de Campeche para ir en busca de la dirigencia nacional de su partido, lo que logró, pero quizá el verdadero motivo de cobijarse como líder priista y como diputado federal, tenga más que ver con los fantasmas que dejó en su estado natal, un estado precioso y con gran riqueza, pero en el que sus habitantes quedaron tan decepcionados  de su papel comomandatario, que decidieron darle la espalda al PRI en las elecciones para gobernador, y terminaron por darle el voto a la morenista Layda Sansores.

Alito, a quien sus detractores le conocen como ‘Amlito’ -por aquello de su afinidad y cercanía con el Presidente-, una de dos: ya preveía la catástrofe electoral que se iba a dar en su estado y que perderían las elecciones y por eso se fue antes para no ser el gobernador en funciones al momento de la derrota electoral; o habría sido una negociación para dejarle el paso libre al partido que ahora gobierna en Campeche. 

Lo increíble es que los priistas le hayan otorgado como premio por haber perdido su estado natal, la presidencia nacional de su partido, al que parece que intenta llevar a la desaparición total luego de la caída libre en que está metido, luego de la igualmente desastrosa administración de Enrique Peña Nieto, considerada por muchos como la más corrupta de los tiempos modernos.

Quizá por la advertencia del Presidente de que los que voten en contra de su reforma serían expuestos y exhibidos con nombres y apellidos como ‘traidores a la patria’, es que no se quiere meter en honduras ni arriesgarse a ser exhibido con todos los fantasmas de su pasado inmediato como gobernador, y va trazando el camino para no arriesgarse a ser materia prima en una o varias de las mañaneras.

Moreno ha logrado poner en riesgo la alianza electoral ‘Va por México’ con el PAN y el PRD, sin la cual es poco menos que imposible que por separado, alguno de estos partidos pudiera aspirar a arrebatarle la presidencia a Morena. Por separado, todos le harían a los morenistas lo que el viento a Juárez.

Pero la fractura no se da solamente hacia afuera, incluso al interior de su propio partido, ‘Amlito’ ha generado división. Atajó casi de inmediato a la senadora de su partido, Claudia Ruiz Massieu, quien abiertamente se manifestó en entrevistas con distintos medios de comunicación, en contra de la iniciativa enviada al Congreso por López Obrador. Éstas fueron calificadas como posicionamiento a título personal, ya que el Revolucionario Institucional votaría en bloque, lo que se ve no sucederá, salvo que el voto sea en contra.

Ruiz Massieu sostuvo que muchos legisladores federales priistas comparten su punto de vista, “y lo van a expresar (…) obviamente con su voto, y es lógico pues somos el partido que propuso la reforma de 2013, somos el partido que defendió la reforma energética en ese momento del presidente Peña, yo y muchos fuimos por el mundo como funcionarios hablando de esta reforma y sus bondades y cómo mostraba un paso a la modernidad… y en dos asambleas de mi partido plasmamos en nuestros documentos básicos el compromiso del PRI con las energías limpias y sustentables”.

Una opinión similar tuvo aquí en Coahuila el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, quien calificó la reforma propuesta por el Gobierno Federal, como un retroceso para México, porque no busca ni la sostenibilidad de su crecimiento, ni tampoco el impacto en el bienestar de sus habitantes, y advirtió que va en contra de las tendencias mundiales en materia de generación de energía eléctrica; no tiene visión de futuro; recurre más bien a una visión del pasado caracterizado por un sector eléctrico estatizado que demostró su disfuncionalidad e ineficiencia en apagones, en altos costos de generación de energía y en la falta de inversión. Diputados federales coahuilenses también se ha manifestado en ese sentido, en el que orientarán su voto.

Todo apunta a que Alejandro Moreno y algunos amigos que lo acompañan, que también tienen guardados varios fantasmas en el closet, pretenden anteponer sus intereses personales para expiar sus culpas de sus mandatos, aunque con ello provoquen el resquebrajamiento de su propio partido, y el rompimiento de la alianza electoral ‘Va por México’, lo que le dejaría a Morena el camino libre para un segundo mandato. 

Quién lo dijera, el presidente nacional del PRI, haciéndole el trabajo sucio a ya saben quién.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@JulianParraIba

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana