Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Miércoles, 18 Noviembre 2020 09:12

IN PRINCIPIO ERAT VERBUM

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Alcohol ilegal o adulterado ha cobrado cientos de muertes

 

“La mayor de las locuras es sacrificar la salud por cualquier otro tipo de felicidad”. Arthur Schopenhauer

Simón Vargas Aguilar

De acuerdo al Glosario de Términos de Alcohol y Drogas publicado por la Organización Mundial de la Salud, el concepto bebida alcohólica se define como: Líquido que contiene alcohol (etanol) y que está destinado al consumo […] preparada en su gran mayoría mediante fermentación, seguida de destilación en el caso de las de alta graduación.

 

El consumo de alcohol ha estado presente en la mayoría de las sociedades tradicionales, incluso, los efectos causados al estado de ánimo y a la percepción fomentaron que en ciertas civilizaciones se considerara como el resultado de la influencia divina, por lo que en algunas surgió el culto a deidades como Baco o Mayahuel; sin embargo, con el paso de los años ha quedado claro que el abuso en la ingesta de este producto conlleva consecuencias perjudiciales no sólo para aquel que lo consume sino también para los familiares y la sociedad.

Con el transcurrir del tiempo el alcohol se ha hecho un producto legal en gran parte de los países del mundo, aunque aún es ampliamente recordada aquella época comprendida entre 1920 y 1933 durante la cual en Estados Unidos fue prohibida la manufactura, venta y transporte de bebidas alcohólicas, lo que se conoció como Ley Seca o Volstead que derivó en momentos de amplia tensión y violencia.

Actualmente si bien no se encuentra imposibilitada la fabricación o el transporte de este producto, la pandemia originada por el virus SARS-CoV-2 sí ocasionó que muchos gobiernos optarán por suspender o restringir la venta para evitar reuniones sociales y fiestas, lo que a su vez provocó una creciente ola de ingesta de alcohol tanto legal como ilegal o adulterado.

Contrario a lo que podría pensarse las medidas de restricción en muchos países han aumentado el consumo de alcohol, tan solo en Estados Unidos la empresa de medición de mercado Nielsen a través del documento Cambios en el consumo de alcohol en adultos y sus consecuencias durante la pandemia COVID-19, informó un aumento del 54% en las ventas nacionales de alcohol para la semana que terminó el 21 de marzo de 2020, en comparación con el año anterior; y las ventas en línea aumentaron un 262% a partir de 2019.

Nuestro país no está exento de este incremento, en datos de la encuesta elaborada por el Instituto para la Atención y Prevención de Adicciones la Ciudad de México ha reportado un aumento de 35.8% en el consumo, el cual puede estar relacionado con el confinamiento y el distanciamiento social, y a su vez también ha conllevado a síntomas de depresión, ansiedad, accidentes automovilísticos e incluso posibles suicidios.

Y tristemente, las restricciones y el aumento de la ingesta dieron una oportunidad a los contrabandistas para acrecentar sus operaciones, tan solo en octubre pasado en Honduras se decomisó una gran cantidad de ron alterado después de oficializarse al menos 16 muertes por su consumo. 

De igual forma, en nuestro país entre mayo y junio de este año sucedieron alrededor de 200 decesos por ingerir bebidas alcohólicas ilegales en las entidades de: Puebla, Jalisco, Morelos, Yucatán, Guerrero, Veracruz, Coahuila y Chiapas; convirtiéndonos así en uno de los países más afectados en términos de muertes ligadas al consumo de alcohol adulterado. 

Este fenómeno ha ido incrementando con el paso de los años, ya que de acuerdo al estudio Análisis del Mercado Ilegal de Bebidas Alcohólicas en México emitida por la empresa de investigación de mercado con sede en Londres EUROMONITOR INTERNACIONAL, se estima que en nuestro país el alcohol ilegal oscila entre el 25 y 30% del total del mercado de alcohol. Este mismo documento afirma que el consumo promedio de la región de Latinoamérica es de 18.7% ubicándonos en la posición 7 con un 15.2%, siendo la producción ilegal sin registro, los productos falsificados y los rellenos el principal problema para esta modalidad de ilegalidad.

El consumo excesivo de alcohol durante la pandemia se ha convertido en un problema que debe ser tomado con seriedad, sumando a esto la venta ilegal no ha hecho más que exacerbar la situación, por lo que debemos poner énfasis en al menos cuatro rubros: 1) un mayor control de materias primas como el etanol, 2) aumentar los operativos para disminuir ilegalidades en bares y restaurantes, 3) fomentar los marbetes digitales que permitan al consumidor mediante apps rastrear el producto y 4) continuar las campañas de concientización sobre los efectos negativos del consumo de bebidas alcohólicas.

Además de lo antes mencionado es de vital importancia el compromiso de la sociedad, porque si no, a pesar de que las autoridades continúen trabajando, el desconocimiento y falta de interés por esta grave situación continuará aumentando la ilegalidad y por consecuencia las muertes.

 

Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación. 

Lagunero. Consultor en Seguridad, Justicia, Política y Educación. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila. Cuenta con diplomados en Seguridad Nacional y Análisis Político por la UIA y el ITAM. Es egresado del Programa de Alta Dirección de Empresas AD 2010-11 del IPADE Business School. Columnista en La Jornada, Eje Central, La Silla Rota y La Otra Plana.

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana