Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Jueves, 12 Noviembre 2020 17:09

A LA BÁSCULA

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

El PEF 2021

Julián Parra Ibarra

Cada año por estas fechas, en nuestro país se registra una peregrinación, aunque no religiosa, sino más bien económica, porque son las fechas en que se discute el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que se ejercerá en el año siguiente. Uno a uno, gobernadores de las entidades o por lo menos sus negociadores, pasaban uno a uno por las oficinas de quien en su momento era el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, en busca de ajustes en la propuesta enviada por el ejecutivo federal, para cada uno de ellos mejorar los montos programados para su estado, darle un jaloncito a la cobija para alcanzar a cubrirse de acuerdo con sus expectativas y proyecciones.

 

Habitualmente las negociaciones permitían que cada gobernador, cada estado, consiguiera un poco más de lo que inicialmente le tenía presupuestada la federación, y luego de regreso a su estado cada gobernador ‘presumía’ haber alcanzado el mejor presupuesto en la historia del Estado, aunque en la mayoría de los casos eso no se traducía proporcionalmente en obras que fueran en volumen ‘la más alta de la historia’. Pero siempre se buscaba tener cada año, un poco más que lo logrado en año anterior.

En este 2020, cuando se elabora el presupuesto de egresos para ejercer en el 2021, el documento enviado por la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados, ha generado una gran inconformidad en la mayoría de las entidades, porque hay un ajuste de alrededor de 182 mil 937 millones de pesos para estados y municipios. Concretamente para Coahuila significa una reducción del 7.48 por ciento, en relación al monto autorizado el año pasado para aplicarse en este difícil 2020.

A partir del posicionamiento de ‘Cerrando filas por Coahuila’ -mismo que replicaron en sus entidades cada uno de los gobernadores integrantes de la llamada Alianza Federalista-, las diferentes cámaras y organismos empresariales, se han sumado a la discusión sobre el tema del presupuesto de la federación para el año entrante. Previo a la discusión del PEF 2021, el sector empresarial de las regiones, Sureste, Centro y Lagunera, realizaron llamados a los legisladores que se supone representan a los coahuilenses, independientemente del partido al que pertenecen.

Algunos organismos como el Grupo Empresarial de La Laguna (GEL), convocó a una reunión virtual, con el objetivo de instarlos a defender los intereses del estado que representan y de los ciudadanos que los llevaron a la curul que ahora ocupan, pero la mayoría de ellos ignoró la invitación. Una vez que fue aprobado el presupuesto casi tal cual como fue presentado, algunas organizaciones como la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Coahuila, acusó mediante un comunicado a traición a los legisladores que coahuilenses que avalaron con su voto el recorte del presupuesto a las entidades, entre ellas por supuesto la nuestra.

Los directamente señalados con Javier Borrego Adame, Miroslava Sánchez Galván, Diego del Bosque Villarreal, Melba Farías Zambrano y José Ángel Pérez, por no haber defendido los intereses del pueblo coahuilense. A Luis Fernando Salazar Fernández y a Silvia Garza Galván, por no haberse presentado a la sesión en la que se aprobó el presupuesto.

El GEL en Torreón rechazó el Presupuesto Federal de Egresos aprobado, y consideró irresponsable que los diputados federales representantes de la Laguna lo hayan autorizado, y dijeron no sentirse representados por los legisladores en temas tan delicados y específicos, porque ni siquiera presentaron algún tipo de reserva al presupuesto para tratar de reasignar más recursos al estado en rubros como salud, obra pública o desarrollo económico.

Hasta el momento quizá no hemos resentido todavía el impacto de la crisis sanitaria y económica, que la vamos a empezar a sentir el año entrante, y por supuesto que se va a sentir la falta de recursos y el recorte del presupuesto a Estados y Municipios.

Pero también el año entrante es un año electoral importantísimo para nuestro país, en el que vamos a vivir la elección más grande de la historia, en la que se renovará el Congreso Federal y casi la mitad de las gubernaturas de nuestro país, y es muy probable que, al momento de ir a las urnas, los ciudadanos habrán de externar ahí el mal humor social que las actuales condiciones ha generado. 

Y muchos de los que hoy han avalado los recortes presupuestales, a mitad del año andarán tocando puertas pidiendo el voto de los ciudadanos a los que traicionaron, y lo que muchos políticos no han querido entender o no han entendido, es que el ciudadano ya se dio cuenta del valor y el peso que tiene su voto, y sabe que con él, puede premiar o castigar a candidatos, a partidos, a gobiernos, por eso lo veleidoso de su comportamiento ante las urnas. Ya lo veremos en junio.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@JulianParraIba

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana