Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
  • Banneroctavoaniversariolaotraplana
Viernes, 09 Octubre 2020 13:51

La labor de los CPC

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Miguel Francisco Crespo Alvarado

Aunque el fenómeno de la corrupción es mucho más complejo que lo que voy a exponer a continuación, permítaseme hacer la siguiente analogía: 

 

Un ladrón ingresa con bastante frecuencia al hogar de un individuo llamado "José" para robarle sus pertenencias. La entrada se le facilita porque José sistemáticamente olvida cerrar la puerta. Para el ladrón resulta muy sencillo encontrar las cosas de mayor valor que tiene José porque él acostumbra a dejarlas a la vista de cualquier persona que se adentre en su casa. Así es que el ratero toma cuanto puede y sale del hogar de José. Los vecinos de José no tienen forma de comunicarse con él cuando descubren que lo acaban de robar, así es que el ladrón huye del lugar con su botín sin ser molestado. Cuando al fin José regresa a su casa se da cuenta que por enésima vez lo han robado y no hace otra cosa que lamentarse por la desgracia de vivir en un barrio tan poco seguro. 

¿Qué tiene que hacer José para impedir que el ladrón regrese una vez más a su hogar para llevarse lo poco que todavía le queda? 

José piensa que la policía debe capturar al ladrón, hacerlo devolver lo robado y castigarlo en prisión. Y es verdad, sólo que esa es la tarea casi nunca se cumple porque el ladrón es demasiado astuto y, la policía da resultados de manera muy esporádica. Por eso, el vecino le ha aconsejado a José tomar una serie de medidas para que, sin renunciar a su esperanza de que detengan al ladrón, al menos impida que éste regrese a su casa. 

Lo que el vecino le recomienda a José es que, al salir, cierre muy bien las puertas y ventanas de su casa. Le sugiere también que instale cámaras de vigilancia; que dejé sus pertenencias de mayor valor en una caja fuerte y que coloque una alarma. El vecino le aconsejó además a José que tenga entre ellos una línea directa de comunicación para que pueda irle informando de lo que ocurre en su hogar cada vez que José sale a la calle. Finalmente, le ofreció trabajar con la policía para ayudarle a fortalecer sus capacidades y para que no olvide la importancia que tiene atrapar a ese ladrón que siempre roba la casa de José. 

La manera en que actualmente se combate la corrupción desde los Comités o Consejos de Participación Ciudadana en todo el país es similar al papel que juega el vecino en la analogía previamente descrita. Estamos generando una serie de mecanismos para que "la casa de José" sea más segura y para que el propio "José" mejore sus hábitos y se involucre más con el cuidado de su hogar. Y por supuesto, con la frecuencia que nos es permitido, hablamos con los responsables de investigar y sancionar al "ladrón", al que también nosotros - no lo duden ni un instante- quisiéramos ver tras las rejas.

La labor es sin duda muy complicada, sobre todo, porque nuestro “José” no siempre está dispuesto a hacer lo que a él le toca, porque lo único que reconoce como “justicia” es que atrapen al ladrón. Para él, incluso, también el vecino falla si tal tarea no se cumple. 

Todo lo bueno que pueda venir de los sistemas anticorrupción va a ocurrir con el involucramiento comprometido de los ciudadanos y sus organizaciones. Por todo el país comienzan a realizarse acciones importantes que implican un mayor cuidado de “la casa de José”. En cada ejemplo de avance, hay ciudadanos involucrados. Esa es la labor de los CPC. 

 

Doctor en Ciencias Aplicadas. Director del GIISI S.C. Miembro fundador de la Escuela Latinoamericana de Pensamiento y Diseño Sistémicos. Integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción de Coahuila.

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana