Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Miércoles, 16 Septiembre 2020 09:46

IN PRINCIPIO ERAT VERBUM

Valora este artículo
(0 votos)

 

La importancia del patriotismo frente a la situación actual

 

“El respeto a la patria va acompañado de ese sentimiento que todos llevamos en nuestros corazones y se llama patriotismo: amor a nuestro país, deseo de mejorarlo, confianza en sus futuros destinos”. Alfonso Reyes

 

Simón Vargas Aguilar

En el marco de una fecha tan significativa para los mexicanos, como lo es el 16 de septiembre, es necesario hacer un alto para reflexionar acerca de la importancia de un sentimiento que con el transcurrir de la historia se ha convertido en pilar del federalismo, en un parteaguas para la defensa de la libertad y en orgullo nacional: el patriotismo.

 

La palabra proviene del término griego pater que significa padre, e indica un sentimiento basado en la lealtad a este, a pesar de que el concepto que conocemos actualmente fue utilizado en un sentido político por primera vez alrededor del año 1729, cuando los corsos se levantaron contra la República de Génova, la Enciclopedia de las Ciencias Sociales señala que «el término patriotismo no tiene una definición clara, y existen ideas vagas y diversas en relación al concepto psicológico, orígenes históricos y manifestaciones características del sentimiento.»

Sin embargo, actualmente esta palabra se ha convertido en la representación del amor que tiene un ser humano por su país (natal o adoptivo) que lo impulsa incluso a estar dispuesto a morir por él.  

Con el paso de los años se ha transformado en motivo de estudios, de acuerdo al artículo: “Patriotismo como creencia fundamental de la pertenencia de grupo” escrito por el investigador israelí Daniel Bar-Tal y presentado en el Congreso anual de la Sociedad Internacional de Psicología Política, el concepto visto desde esta perspectiva se entiende como una adhesión hacia el grupo y país en que se vive; el cual se refleja en las creencias y emociones que los individuos mantienen e incluso en su forma fundamental, tiene implicaciones positivas y es condición esencial para la existencia del grupo, ya que da sentido a la pertenencia y cumple importantes funciones de identificación personal, así como de unidad, cohesión y movilización.

El autor afirma que sin patriotismo los grupos se deshacen, por lo que el desarrollo de este sentimiento es fundamental en cada esfera social y es vital tratar de inculcarlo a sus miembros a través de mecanismos culturales, sociales y políticos.

¿Y por qué es necesario retomar este esencial valor? Porque hoy nuestro país requiere de personas comprometidas, responsables e íntegras, que antepongan el bienestar social frente al personal. El 2020 nos ha enseñado que nada es permanente, que como bien lo diría el filósofo griego Heráclito: “Lo único constante es el cambio”, y hoy más que nunca la reorganización social y nacional nos exige que reformulemos el patriotismo como un pilar central que nos permita enfocarnos en la solidaridad. Este nos permitirá asumir que el desarrollo y la reconstrucción del país se logran a través de esfuerzo, dedicación y trabajo.

Es importante que nos alejemos del sentimiento de superioridad, que no observemos a este valor desde la creencia narcisista conocida coloquialmente como patrioterismo, el cual asume que lo propio del país o región al que uno pertenece es mejor o superior en cualquier aspecto, denigrando al resto. Lo cual a su vez se ha convertido en un argumento que ha desarrollado conflictos como el racismo, la xenofobia, las guerras y el genocidio, entre otros.

Hoy en este 210 aniversario de la Independencia de México, tomemos un momento para recobrar las fuerzas, para replantearnos el patriotismo, distanciarnos de la creencia de que éste implica apoyar a un candidato, alentar al equipo de futbol nacional o que incluso tiene que ver con la religiosidad, y por contrario acercarnos a la idea de los correctos ciudadanos, responsables de su quehacer con la sociedad y la familia.

Septiembre para México se ha convertido en la representación del mes patrio, lo cual ha sido sin duda por las historias relacionadas con la independencia, sin embargo, este valor debe convertirse en una constante en nuestra vida y estar presente en cada día del año.

Es innegable que aún atravesamos por momentos complicados, que probablemente la situación económica, política y social continúe siendo critica, pero también es cierto que si trabajamos unidos, anteponiendo el bien social, lo complejo se hará más sencillo y lo difícil un poco más alcanzable.

 

Analista en temas de Seguridad, Justicia, Política y Educación. 

Lagunero. Consultor en Seguridad, Justicia, Política y Educación. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila. Cuenta con diplomados en Seguridad Nacional y Análisis Político por la UIA y el ITAM. Es egresado del Programa de Alta Dirección de Empresas AD 2010-11 del IPADE Business School. Columnista en La Jornada, Eje Central, La Silla Rota y La Otra Plana.

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana