Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Martes, 24 Marzo 2020 09:43

Un municipio inmóvil y en descuido total ante la contingencia

Valora este artículo
(0 votos)

Luis Eduardo Enciso Canales 

Algunos países y ciudades están luchando con la falta de capacidad Organización Mundial de la Salud. Estos primeros días de cuarentena por el brote de COVID-19, enfermedad infecciosa causada por el coronavirus, comienzan a dejar ver que algunos gobiernos han sido rebasados por la crisis de salud que nos está impactando, empezando por el gobierno federal y localmente en el municipio de Torreón encabezado por Jorge Zermeño, este último ya de por sí ha venido enfrentando desde sus inicios un sin número de rezagos y problemas prácticamente en todas las áreas de la administración, pero hoy en materia de sanidad la ciudad luce un total abandono y un completo descuido en la recolección de basura, ya que no basta con que el camión recolector de PASA (empresa privada, dicho sea de paso) recorra periódicamente sus rutas.

Hace falta un programa emergente de brigadas de limpieza y recolección de residuos, así como la fumigación de áreas verdes y lotes baldíos. Era de esperar que ante la cuarentena los habitantes de la ciudad, al igual que en el resto del país, las familias y sus integrantes, en su mayoría, permanecerían en sus domicilios mucho más del tiempo que habitualmente lo hacen en épocas normales, esto por consecuencia trae un aumento en la generación de desechos, siendo natural que esta basura se acumule y sea muy superior en volumen a lo normalmente producido.

Esta administración no se ha distinguido por ser particularmente eficiente en la limpieza de calles, avenidas, bulevares, parques y centros de recreación social, entre otros. Y hoy ante la contingencia la ciudad a simple vista se puede percibir llena de basura he insalubridad por todos lados.

Este día por motivos de trabajo tuve que salir a realizar algunas tareas y pude ver la falta de higiene en la que poco a poco nos vamos sumergiendo por la falta de atención de la autoridad municipal, una incongruencia porque precisamente nos encontramos en medio de una emergencia sanitaria de grandes alcances. 

La organización Mundial de la Salud (OMS) plantea como un criterio obligado ante una epidemia, la planificación y la prevención, como herramientas indispensables para poder anticipar las medidas que se tomarán y así poder enfrentar los acontecimientos de mejor manera, minimizando los riesgos, lo cual es fundamentales para atenuar el impacto negativo de contagios.

En próximos días se espera el aumento de las temperaturas y el arribo de tolvaneras propias de la temporada, esto puede incrementar que cubre bocas usados, papales contaminados y otros objetos ligeros se esparzan por grandes superficies pudiendo llegar a ser peligrosos focos de infección.

En ese sentido Torreón va a la deriva navegando a su suerte por falta de una estrategia clara del gobierno municipal, es cierto que la ciudadanía tiene su parte de responsabilidad en todo esto y que la preparación es responsabilidad de toda la sociedad, pero en este caso el liderazgo del gobierno de la ciudad es quien debe de encabezar las tareas de organización y ejecución. 

Hay sin duda una profunda falta de conciencia de las autoridades municipales de los peligros sanitarios que pueden entrañar la acumulación de basura en las calles, y que se hace evidente ante la poca prioridad otorgada a esta cuestión y así poder prevenir los riesgos de contaminación que puede derivar en infecciones respiratorias agudas, que se agravan ante la pandemia que estamos viviendo.

Y la aparición de otras afecciones como parasitosis intestinales, diarrea e influenza, entre otras. Los principales daños a la salud y el medio ambiente están causados por la ausencia de condiciones adecuadas de higiene por la falta de voluntad gubernamental que garantice un sistema de eliminación y recolección eficiente de la basura, en tiempo y forma, para así poder evitar y prevenir un desastre mayor.

Torreón no se merece una ciudad desaseada, rodeada de inmundicia, sin mantenimiento y sin avances en su urbanización dirigida a consolidar a nuestro municipio como lo que es, la perla de la Laguna. Pero hoy en día lo que está en riego es la salud de miles de personas y eso es algo muy serio. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana