Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Sábado, 08 Febrero 2020 09:47

ULISES SALAS

Valora este artículo
(0 votos)

¿Qué necesidad?

Rudeza innecesaria, tal vez tuvo el ex gobernador coahuilense Humberto Moreira Valdés, al demandar al periodista Sergio Aguayo 10 millones de pesos por reparación de daño moral, luego de que el académico lo señalo de tener “hedor a corrupción”, en el 2016.

Moreira Valdés acaba de ganar el juicio, y Aguayo fue condenado a pagar la millonaria cantidad al ex mandatario estatal, aunque la Suprema Corte de Justicia atrajo el expediente y pronto dictará una resolución final.

Digo que rudeza innecesaria, porque Humberto no necesita ese dinero, pues tiene lo suficiente para vivir bien el resto de sus días.

Pedir una disculpa pública, era una opción más elegante, de gran trascendencia, y de mayor justicia y efectividad.

Ahora, el ex líder nacional del PRI, alborotó la gallera, y más de 50 periodistas se apostaron en el exterior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para protestar por la sentencia condenatoria contra Sergio Aguayo.

Encabezados por Humberto Musacchio y Jorge Meléndez, los manifestantes exigieron que se investigue al magistrado Francisco José Huber Olea, por corrupción y enriquecimiento ilícito, y por dictar la sentencia a favor de Humberto Moreira.

La verdad que los periodistas inconformes, distan mucho de pertenecer a la “prensa ejidal”, como hace años calificó el entonces director de Comunicación Social de AHMSA, José Luis Porras Armenta, a los comunicadores coahuilenses.

Moreira Valdés tiene todo el derecho a pelear por la protección de su integridad moral, pero el precedente de la sentencia, sin duda, puede afectar a la libertad de expresión en México.

Aún es tiempo de que todos salgan ganando, y Humberto puede vestirse de oro, si rechaza los diez millones y exige una disculpa pública.

Nobleza obliga…

***

Cosas veredes…

El coordinador federal de delegados, Reyes Flores Hurtado pasó de ser un furibundo crítico opositor, a un estéril topo encubridor de las deficiencias de gobierno en la Cuarta Transformación.

Y es que el ex líder estatal del PAN, niega que en Coahuila exista desabasto de medicamentos en las clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Flores Hurtado, en todo caso se refiere a medicinas contra el cáncer, pero lo cierto es que en el IMSS falta desde jeringas, punzcat, sabanas, batas, torundas, gasas, rx y material quirúrgico.

Seguramente, si Reyes no estuviera al frente de la representación federal en Coahuila, ya hubiera organizado una huelga de hambre en contra de la federación, por la falta de medicamentos.

Pero ahora es gobierno y tiene que defender lo indefendible, con uñas y dientes.

Triste Quijote convertido en Pinocho…

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana