Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Lunes, 10 Junio 2019 08:35

CAFÉ POLÍTICO

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Ramón Betancourt

CONTRATOS DE RENTA 

A mediados del mes de enero de 2018, recién estrenada la administración municipal de Jorge Zermeño (primer período), se hizo un escandalazo derivado del arrendamiento de 60 patrullas para las direcciones de Seguridad Pública y Tránsito y Vialidad de Torreón. En aquel entonces el representante del Consejo de Seguridad y presidente del Fideicomiso Regional de Seguridad Pública, Juan Adolfo Von Bertrab, señaló que la operación no fue transparente debido a que el arrendamiento era carísimo toda vez que el acuerdo se firmó por 51 millones de pesos por lo que por patrulla pagaron 850 mil pesos de renta a 11 meses. Cabe destacar que además de haber sido enorme y desmedido el costo de renta (contrato inmoral y leonino), las patrullas parecían coches Atos en cuanto al motor ya que solo tenían 71 HP (caballos de fuerza), cuando su potencia, mínima, debe ser de 170 HP, máxime y en virtud si son patrullas de seguridad. 

 

“PIENSA MAL Y ACERTARÁS” 

La empresa arrendadora fue Soluciones Integrales de Vehículos de Transporte y Maquinaria (STN) que dicho sea de paso, en su portal web no trae domicilio, lo que movió de inmediato al sospechosismo ya que no parece ser una empresa seria en el ramo. En aquel entonces, el endeble argumento que proporcionó el tesorero municipal Hernán Sirgo (hoy defenestrado), es que en el precio de cada patrulla incluía seguro, placas y mantenimiento. Es decir, si un auto patrulla –ya equipada-- tiene un precio en el mercado de 300 mil pesos, entonces el resto; 550 mil pesos, fueron para pagar mantenimiento (lavado y engrasados) placas y seguro contra daños durante 11 meses. Una verdadera burla. Caray, como que salió más caro el caldo que las albóndigas. Vamos, en este caso los autos patrullas se encarecieron 3 veces más sobre el valor real de un auto nuevo de agencia si se comprara al contado. 

TAMBIÉN MOTOS 

Ahora bien, a principios de marzo de 2018, la administración zermeñista --a través del entonces Tesorero-- señaló que habían celebrado otro contrato de arrendamiento de 20 motocicletas por la costosa y elevada cantidad de 7 millones 460 mil pesos. Este contrato fue por 10 meses y cuando

terminó, la empresa arrendadora le dio al municipio la opción a compra. Es decir, cada motocicleta nos costó a los torreonenses 373 mil pesos. No sabemos si las motocicletas que compraron de marca Suzuki 650 V-Storm XT modelo 2017 cantaban, bailaban, hacían caballitos o alguna otra lindura. Lo cierto es que consultando los precios en la Internet, nos dimos cuenta –en esas fechas-- que cada motocicleta japonesa idéntica a las que RENTÓ el Ayuntamiento, tenían un costo de 8,599 Euros por unidad. 

ESTAFA, DOLO Y PILLAJE

En esa fecha (a principios de marzo de 2018)1 euro costaba 23.12 pesos mexicanos. Y según el portal web de una agencia de motocicletas, cada una de ellas costaba $ 198,808.88 pesos y no $ 373,00000 pesos y RENTADAS. Claro, en caso de que el gobierno municipal hubiese comprado 20 en una operación, le saldrían mucho más baratas. Ahora bien, haciendo cuentas claras; la COMPRA de 20 motocicletas tendrían un costo global de $ 3’976,177 pesos. O sea, $ 3’488,823 pesos menos que las RENTADAS a un costo de 7 millones 460 mil pesos. Casi el 50% menos. Esto aquí y en China se llama estafa, dolo y pillaje. En aquella época se manejó la especie de que el titular de la Secretaría del Ayuntamiento, el pantagruélico, glotón y descomunal Sergio Lara, había metido las manos en esta operación. 

RENTAN 38 VEHÍCULOS… NO LOS COMPRAN 

Ahora bien, hace días la volvieron a hacer. Mediante el mismo sistema de arrendamiento o renta financiera, el Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (SIMAS), RENTÓ 38 vehículos nuevos: 8 camionetas Toyota Hilux; 25 camionetas RAM; y 5 autos Dodge Attitude. La paramunicipal señaló que este parque vehicular es para eficientar el servicio técnico y operativo de la empresa, así como para el área comercial. La inversión fue de 17.5 millones de pesos. Es decir, nos salió a 460 mil 526 pesos cada uno incluyendo a los autos Dodge Attitude que no pasan de 200 mil lanas. O sea, hicieron lo mismo que en febrero y marzo de 2018. Y lo peor, el contrato de renta se hizo sin licitación pública a través de Antonio Loera. Imagínese Usted; el coyote cuidando las gallinas. Bendito sea el Señor. Por cierto, Jorge el alcalde hizo mutis, se hizo el hoy occiso, nado de muertito ¿Estará detrás de todo esto Ponchito? Digo, es pregunta. Rentar en lugar de comprar a pesar de que el gobierno municipal sabe a ciencia cierta que comprar sale más barato que rentar, es un acto inmoral y corrupto lleno de simulación. Carajo, se hizo lo mismo hace un año y la vuelven a hacer apenas el jueves pasado. 

EL POWER DE REYES 

En otro orden de ideas. Este mes de junio será para que el súper delegado Reyes Flores Hurtado saque el machete y corte cabezas de los meros wearevers, de los meros chipocludos. El expanista hoy converso al partido color Vino Tinto 3V (Casa Madero), realizará la reestructuración de las delegaciones federales en nuestro bello y pujante estado coahuilteca. Cabe destacar que Reyes ya mandó a casita a varios aguiluchos (aviadores) que cobraban buena lana del gobierno de la república. La idea del representante de Morena en Coahuila es ahorrarle a la 4T cerca de 8 millones de pesos al mes. Y parece que lo va a lograr porque no le va a temblar la mano para guillotinar cabezas. 

¿METE LA MANO MEMO ANAYA? 

Flores empezará con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y después continuará con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). En breve Reyes le dará gas al delegado federal Pablo Francisco Linares Mijares, amigote del congruente expanista Germán Martínez que hace poco aventó la dirección General del IMSS. Posteriormente se escabechará a Ricardo Ramírez, muy cercano a Pablo Francisco. Por cierto, el clan de los Marrufo de Francisco I. Madero (Chávez), habrán de abogar por Ricardo ya que es su primo político. Lo más seguro es que Reyes no les hará caso ya que tiene sus propios gallos para esos cargos. Uno de ellos es el polémico Julio Fisher quien iría en lugar de Linares Mijares, recomendado por el tres veces fallido candidato Guillermo Anaya. Recordar que Fisher anduvo haciéndole de todo en la campaña de Anaya. Memo perdió pero Julio ganó ya que sus detractores coinciden y aseguran que hizo una casota en Las Villas. Y como Flores Hurtado no acaba de cuajar en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ya que para muchos su corazón sigue pintado de azul, bien podría hacerle el favor a su amigo Don Guillermo al acomodar a don Julio en el Seguro Social en el estado. Ahora bien, para Subdelegado del IMSS en la Región Laguna, se viene manejando el nombre del regidor Ignacio Corona que está presto para asumir la responsabilidad. Pero en política hay un dicho vigente: “del plato a la boca se cae la sopa”. Así que todos quietos en home. 

OTRA MÁS DE JONATHAN 

Por el lado de “Chávez”. Quien sigue sin poder dormir las 8 horas que Dios manda, es el alcalde Francisco I. Madero, Jonathan Ávalos. Sucede que este polémico personaje ha causado disgustos y molestias a un grueso de la población. Es que los accidentes están a la orden del día debido a la tardanza de la construcción del Bulevar Capitán Emilio Carranza. Esta obra que cuesta 10 millones de pesos y que dicho sea de paso, no se hizo bajo licitación pública, ya la bautizaron los maderenses como “el polvorón” ¿Por qué? Porque todo se desmorona a cada rato debido a la pésima calidad de la obra. Esta construcción se ubica en el bulevar del mismo nombre con esquina de la Clayton. 

¿CABILDAZO EN PUERTA? 

Por cierto, a pesar de que varias columnas políticas han denunciado el enorme nepotismo que hay en “Chávez”, la nómina del mes pasado, según la última cuenta pública de mayo que presentó el tesorero ante el Cabildo, fue de 7 millones 100 mil pesos. En cuanto a participaciones en ese mes el municipio recibió 5 millones 400 mil pesos. Es decir, hay un déficit de 1 millón 700 mil pesos cada mes. ¿Qué quiere decir esto? Que el municipio de Madero va en caída libre y no hay quien lo pare. Después va a ser muy difícil –por no decir imposible--, sacar al buey de la barranca. ¿Cabildazo en puerta? Es muy probable.

 

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana