Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Lunes, 01 Abril 2019 13:25

A LA BÁSCULA

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Aprendiz de todo

Julián Parra Ibarra

Como diría algún brillante político mexicano –de cuyo nombre no puedo, ni quiero, acordarme-, lo mío, lo mío, no son los temas económicos ni el análisis de cuestiones financieras o fiscales. Pero como diría el Nobel colombiano Gabriel García Márquez, los periodistas somos aprendices de todo y especialistas de nada.

 

Además, creo que no se necesita ser un especialista en economía para saber que, si no se generan de manera simultánea inversiones desde el sector público y el privado, se genera una cascada negativa para cualquier país que padezca una situación como la planteada. Es decir, a menor inversión, menor generación de empleo y por consecuente, una contracción del mercado interno ante la falta de circulante en el mercado.

Los gobiernos, es muy cierto, no son generadores de empleo, pero sí los constructores de los escenarios para que los inversionistas privados, sean nacionales o extranjeros puedan hacerlo y con ello inyecten dinamismo a la economía del país: más empleo, mayor circulante, mayores compras, otra vez más inversiones; es decir un círculo virtuoso que se vuelve el motor del mercado y la economía internos.

Cuando por las razones que sean el gobierno disminuye el presupuesto para las distintas secretarías y dependencias públicas, y con ello reduce los montos de la inversión pública, pero además en las principales obras anunciadas se hacen licitaciones selectivas como la refinería de Dos Bocas en las que se invitó a participar sólo a cuatro empresas extranjeras; cuando la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía estará a cargo del Ejército, pero el desarrollo del Plan Maestro se le ha adjudicado a una empresa francesa; cuando la compra de pipas para el transporte de los hidrocarburos se realizó en el extranjero por asignación directa. Surge la pregunta ¿Y los empresarios mexicanos? 

Si no hay inversión pública –o esta ha sido mínima-, si los empresarios mexicanos no tienen la posibilidad de participar en las licitaciones públicas de las grandes obras ¿Cómo o cuándo se va a reactivar el mercado y la economía nacional? Si el empleo ha venido cayendo promovido por los recortes gubernamentales, la inversión pública está parada, y los inversionistas privados agazapados en espera de ver las condiciones para hacerlo ¿Cómo se logra la reactivación del mercado interno?

No soy experto, por eso pregunto, porque soy como decía el Gabo al igual que la mayoría de los periodistas: aprendiz de todo y especialista de nada.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@JulianParraIba

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana