Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Miércoles, 13 Marzo 2019 17:29

EXPRESIONES

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Alianzas Políticas o Electorales, no son garantía para Gobiernos de coalición

 

JESUS DE LA ROSA GODOY

En múltiples ocasiones los Partidos Políticos en aras de ganar en las elecciones para distintos cargos de elección popular, firman convenios políticos/ electorales de participación, que se supone los que en ellas intervienen, comulgan con la propuesta y con los principios ideológicos del candidato y/o de los partidos postulantes; en muchos casos nada fuera de la realidad ya que la intención y el objetivo de muchos de ellos es solo la de sumar en la competencia electoral y ganar una elección.

 

Estas alianzas se hacen a partir de la necesidad de impulsar acciones tendientes, a fin de hacerle frente a la fuerza de los contrarios y se realiza buscando una actividad funcional de coexistencia en la diversidad política y que solo podrá aspirar al triunfo si se logra desarrollar formulas incluyentes no solo de convivencia sino de participación en las responsabilidades administrativas en la función pública.

Solo así se estaría abonando a la sobrevivencia futura de dichas alianzas, no como vemos en muchas ocasiones, que a pocos días de asumir los cargos producto de una elección, inmediatamente o se convierten en independientes o se cambian de partido político y en la mayoría de los casos se suman a las mayorías de los Congresos Locales, Ayuntamientos o  en las Cámaras Federales.

Todo esto genera que la exclusión política, inicie a fraguar como consecuencia, una disidencia y el cambio en la orientación tradicional del voto, lo que sin lugar a dudas nos indica una realidad indiscutible que nos mueve a pensar en una sociedad moderna, profundamente compleja y diversificada como la nuestra, en que desaparece la era de los partidos hegemónicos.

Si bien es cierto, que en ocasiones los movimientos de legisladores al cambiarse de fracción parlamentaria o convertirse en independientes, obedecen a los propósitos de las bancadas, más nunca se consulta el consentimiento del electorado que los llevó al triunfo, lo que de una manera u otra se está excluyendo a quienes confiaron en dichas alianzas o en candidatos, pues en ocasiones estos cambios se pagan con posiciones o recursos para el fortalecimiento político de su grupo, acuñándose en ocasiones la palabra cocerta-sesion que no es más que la entrega de canonjías u otras cosas, a los partidos  y candidatos o lo que más les convenga a sus intereses.

Si consideramos que todas las formas de exclusión degradan la política, porque fracturan las fuerzas de los actores sociales y que cualquier decisión cupular, debilita a los integrantes de una organización política, se tendrá que actuar en  consecuencia y se tiene que emprender fuertemente una acción constructiva del quehacer político, para generar un marco de gobernabilidad democrática, donde la toma de decisiones se dé en respeto y atención a los intereses generales y no a los intereses de grupo, que afectan a la base de la sociedad.

Hay grupos políticos que aspiran a crecer, aprovechándose de las fracturas, errores y contradicciones de sus adversarios y en algunos casos dispuestos a vender su posicionamiento con la promesa de su crecimiento político.

Tenemos que comprender que el cambio democrático que experimenta nuestro país, sin lugar a dudas presenta esta diversidad, como marco referencial que requiere respeto de todos, ya que, el aceptar la diversidad, estimula la capacidad constructora de la política, para construir consensos e intereses comunes y generales que conduzcan a la satisfacción del ejercicio de las políticas públicas que beneficien a toda la sociedad.

Con mi saludo afectuoso

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana