Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Martes, 12 Marzo 2019 09:49

A LA BÁSCULA

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Qué sigue

Julián Parra Ibarra

Durante los primeros 100 días del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, un día sí y otro también se nos han mostrado casos de corrupción, de malos manejos, de desvío de recursos, de irregularidades en el manejo de los bienes y recursos del erario y eso, como que la principal bandera de la 4T es el combate a la corrupción, está perfecto.

 

En los más variados temas se han puesto al descubierto irregularidades, desde la compra ‘inflada’ de medicamentos, el saqueo a dependencias como Pemex, la CFE, el Infonavit –y todas las que faltan-, hasta el manejo irregular en programas como las guarderías infantiles o los refugios contra mujeres violentadas, y la promesa de exhibir a los ‘periodistas comprados’ en las pasadas administraciones.

Una gran parte de las denuncias que el presidente López Obrador ha venido haciendo, -aunque sin tener los números y las pruebas en las manos- ya estaban presentes en el imaginario colectivo, en una gran parte porque los propios medios los pusieron sobre la mesa: La gran estafa, la llamada ‘Casa Blanca’, la casa de Malinalco, y un largo etcétera.

Con una especie de morbo especial, la gente espera con ansia que el Presidente ofrezca nombres y cantidades con las que algunos –o muchos- de los más connotados periodistas de este país fueron ‘comprados’, sean exhibidos para someterlos al escarnio púbico y quemarlos en una hoguera virtual.

Eso estaría muy bien y uno se pregunta ¿Y después de eso qué sigue? ¿Cuántos de los responsables de la ‘Estafa Maestra’, de la corrupción en Pemex, en la CFE, en el Infonavit –más los que faltan por descubrir en la Conagua, en el IMSS, en el ISSSTE y en todas y cada una de las dependencias del Gobierno Federal- han sido ya no detenidos, sino al menos vinculados a proceso, que estén siendo investigados, procesados, sentenciados o encarcelados?

Pero tienen que ser peses gordos, si el presidente ha sostenido siempre que el mal de este país es la corrupción. Sin embargo, cada día se suma un nuevo caso en las denuncias públicas, sin ninguna consecuencia.

Mucho lo hemos insistido en este espacio, el mal de este país no es la corrupción, el gran mal es la impunidad y mientras ésta se siga imponiendo, aquella no se va a erradicar nunca. Después de 100 días se debería dar un paso adelante: dejar de litigar a través de los medios, y pasar a la acción.

Si eso no sucede, nada sucederá. Será gatopardismo puro: hacer que las cosas cambien, para que todo siga igual.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@JulianParraIba

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana