Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Sábado, 09 Febrero 2019 09:00

DOGMA DE FE

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Hace mucho frío en La Haya

 

Marcos Durán Flores

La Haya no es solo la capital holandesa, podría decirse que es la capital mundial de la justicia. La ciudad alberga las sedes de organismos judiciales de las Naciones Unidas como la Corte Internacional Penal, la Corte Internacional de Justicia y el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia.

 

El invierno en los Países Bajos es muy frío y con él, llega la niebla helada, una niebla que se queda prendada de la ciudad y se mantiene fija durante días y las grandes nevadas son habituales. La ciudad, aunque modesta en dimensiones, ha estado en el centro económico y político de Holanda desde siempre. Ahí fue juzgado Slobodan Milosevic, el exterminador de la ex república de Yugoslavia, que fue acusado de ser responsable de genocidio, acusado de perseguir y exterminar a bosnios-musulmanes y bosnios-croatas por cuestiones civiles, políticas y religiosas. Jamás alcanzó a purgar su condena. Murió en una fría celda de la prisión en La Haya.

La Corte Penal Internacional, es una especie de órgano supranacional, cuyas decisiones son obligatorias. Se actuó frente al genocidio en Ruanda y en Kosovo. Me refiero a todo esto, porque luego de la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder ejecutivo federal y de lo rápido de los acontecimientos que han cimbrado a la clase política de Coahuila durante esta semana pasada, hay muchos que aseguran que caerán más.

Elementos jurídicos los hay, voluntad política parece que también, y eso se probó con la detención en Puerto Vallarta. Por eso, es imposible que a pesar del fuero, otro exgobernador de Coahuila, este exponencialmente más nocivo que cualquiera y me refiero a Rubén Moreira, vaya a salir bien librado hoy, mañana o en el mediano plazo de su destino marcado.

Las denuncias que pesan sobre él, son múltiples: Desvío de recursos públicos, ejercicio autoritario del poder y en especial, la que debería preocuparle aún más: Una presentada en el año 2017 ante la Corte Penal Internacional (CPI), bajo el auspicio del Centro de Derechos Humanos fray Juan de Larios, Familias Unidas en Busca de Personas Desaparecidas y la Federación Internacional de Derechos Humanos.

La denuncia ante la CPI asegura que Rubén Moreira junto a altos funcionarios de su gabinete, permitió que se cometieran atrocidades contra la población civil que pueden configurar crímenes de lesa humanidad. Destacan por supuesto el Caso Allende en donde los operadores políticos de Rubén Moreira como fue David Aguillón, Secretario de Gobierno en ese tiempo, implementaron una política de omisión que permitieron las masacres de Allende y Piedras Negras, consideradas por algunos expertos como genocidio y crímenes de lesa humanidad.

El informe menciona el control total por parte de los Zetas de la cárcel de Piedras Negras, donde los integrantes del cartel entraban y salían, sin olvidar que en 2012 (Rubén Moreira era el gobernador) se fugaron 130 prisioneros. Otras declaraciones se refieren a su colaboración con la organización criminal.  “Si no hubiera sido por las acciones y omisiones de los oficiales mencionados (en los testimonios), Los Zetas no podrían haber sido capaces de cometer muchos de los abusos reportados aquí –se dice en la comunicación a la CPI–. Ambos, Los Zetas y el Estado, tienen responsabilidad por lo que ocurrió en Coahuila. El Estado, en su totalidad, en el mejor de los casos ignoró la corrupción generalizada y los graves abusos a los derechos humanos, y en el peor, participó directamente para respaldar los objetivos de Los Zetas”.

En el derecho internacional, las Naciones Unidas protegen a los pueblos de situaciones como el genocidio y otros crímenes de lesa humanidad. La ONU ha recurrido incluso al uso de la fuerza cuando los gobiernos directamente responsables de tales situaciones no han actuado conforme a sus obligaciones internacionales.

Conviene entonces saber la situación que guarda esta y otras denuncias presentadas en contra de Rubén Moreira en La Haya, en Estados Unidos y por supuesto en Coahuila, y en otras si se ajustan a los principios diplomáticos utilizados en los últimos años, o ahora por estrategia promueven la nueva política de “no intervención” simplemente por miedo al terrible frío invernal de La Haya.

 

 @marcosduranf

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana