Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Jueves, 24 Enero 2019 17:30

MITOS Y NOVEDADES EN LA HISTORIA DE MÉXICO

Valora este artículo
(0 votos)

 

La Educación Socialista

 

Jesús Vázquez Trujillo

El 21 de julio de 1934, durante una gira de trabajo en la ciudad de Guadalajara, el general Plutarco Elías Calles fustigó contra la intromisión de la iglesia católica en la instrucción escolar. 

 

La cual según lo estipulado por el artículo 3º constitucional competía únicamente al Estado y debería ser laica, obligatoria y gratuita. 

Por ello, lanzó una proclama conocida como el “Grito de Guadalajara”, en la que condenaba la intromisión del clero en la instrucción primaria. 

 

“Grito de Guadalajara”

21 de Julio de 1934. 

La Revolución no ha terminado; los eternos enemigos la acechan y tratan de hacer nugatorios sus triunfos; es necesario que entremos al nuevo periodo de la Revolución, que yo le llamaría el periodo de la Revolución psicológica; debemos entrar, apoderarnos de las conciencias, de la conciencia de la niñez, de la conciencia de la juventud, porque la juventud y la niñez deben pertenecer a la Revolución. Es absolutamente necesario sacar al enemigo de esa trinchera, debemos asaltarla con decisión; en esa trinchera están los conservadores; me refiero a la educación, me refiero a la escuela. Sería una torpeza muy grave, sería delictuoso para los hombres de la Revolución, que no arrancáramos a la juventud de las garras de la clerecía, de las garras de los conservadores; y desgraciadamente la escuela, en muchos estados de la república, en la misma capital de la república, está dirigida por elementos clericales y por elementos reaccionarios. No podemos entregar el porvenir de la patria y el porvenir de la Revolución a las manos enemigas. Con toda maña los reaccionaron dicen, los clericales dicen, el niño le pertenece al hogar, el joven le pertenece a la familia; doctrina egoísta; el niño y el joven le pertenecen a la comunidad y la colectividad y es la Revolución la que tiene el deber imprescindible de atacar ese sector, de apoderarse de las conciencias; de destruir todos los prejuicios y de formar la nueva alma nacional. La juventud debe pertenecer a la Revolución.

 

Estableció que la educación debería estar al margen de todo adoctrinamiento religioso, que las conciencias de los niños le pertenecían al Estado. Que los niños le pertenecían a la revolución. 

Las reacciones a esta incendiaria proclama no se hicieron esperar, los sectores más conservadores de la sociedad, la clase media y el clero lanzaron airadas protestas. 

El senador veracruzano Manlio Fabio Altamirano Flores, sugirió en la Cámara Alta que se reformara el artículo 3º para que la educación impartida por el Estado se convirtiera en Socialista. 

El 20 de diciembre de 1933, el secretario de educación pública, el licenciado Narciso Bassols Batalla, presentó ante el Congreso de la Unión, una iniciativa para reformar el artículo 3º constitucional. 

El 28 de noviembre de 1934, la reforma al artículo 3º constitucional fue publicada en el Diario Oficial de la Federación.  

La reforma al texto constitucional del artículo 3º quedó de la siguiente manera: 

 

Artículo 3º constitucional socialista”

Artículo 3o.- La educación que imparta el Estado será socialista y además de excluir toda doctrina religiosa, combatirá el fanatismo y los prejuicios, para lo cual la escuela organizará sus enseñanzas y actividades en forma que permita crear en la juventud un concepto racional y exacto del universo y de la vida social.

 

Así, según este mandato los alumnos de las escuelas socialistas serían educados con base en los dictados de las ciencias, tanto en el campo de la naturaleza como en el de la sociedad; las explicaciones que se dieran dentro y fuera de las aulas estarían alejadas de los dogmas y los misterios propios de la educación religiosa, con lo cual se daba continuidad a la lucha del Estado liberal mexicano por secularizar el poder.

Apoyo al nivel Superior y a la Investigación con sus debidos programas presupuestarios.

Con el objetivo de transformar el modelo educativo impartido por el Estado en una “Educación Socialista”, tal y como la que se impartía en la Unión Soviética. 

Bandera de la Educación Socialista 

El modelo educativo socialista se alejaba de todo dogma y adoctrinamiento religioso y le enseñaba al niño a tener una idea más exacta y racional sobre el origen del universo y la vida social, combatiendo el fanatismo alejándolo de prejuicios y tabúes. 

La reforma educativa entró en vigor el 13 de diciembre de 1934.

El 1 de enero de 1936, el presidente Lázaro Cárdenas inauguró el Instituto Politécnico Nacional (IPN). 

Dicha institución se fundó con el objetivo de que los hijos de los obreros, jornaleros y campesinos pudieran tener acceso a una educación politécnica. 

La educación politécnica es un modelo educativo integral, en el cual son importantes tres aspectos fundamentales. 

 

a) Intelectual 

b) Físico 

c) Ideológico 

 

En el aspecto intelectual, se debía instruir a los alumnos en toda ciencia y conocimiento, alejándose de todo dogma y adoctrinamiento religioso. 

En el aspecto físico, se debía fortalecer el sistema motor de los alumnos. 

Y en el aspecto ideológico, se debía crear y fomentar en los alumnos un pensamiento crítico y racional. 

Sin embargo, este modelo educativo solo estuvo vigente durante el sexenio del general Lázaro Cárdenas 1934 – 1940. 

Pues la Educación Socialista fue derogada en los primeros días de diciembre de 1940, por el presidente Manuel Ávila Camacho. 

Que era un hombre de ideas moderadas y sumamente conservadoras, así como profundamente religioso.  

 

Portada del libro de texto gratuito de educación socialista correspondiente al 6º de primaria.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana