Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
  • Bannertopprincipaluadecjulio
Martes, 24 Diciembre 2019 14:53

Navidad 

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Luis Eduardo Enciso Canales    

Estas fechas son proclives al encuentro de personas, afloran los sentimientos, la nostalgia nos invade y a la vez la alegría se hace manifiesta, necesariamente nos motiva la época a la reflexión, aunque esto no asegura que lo hagamos a profundidad, pero al fin y al cabo sí nos permite establecer parámetros comparativos en el tiempo y espacio de lo que la vida nos ha dado y también nos ha quitado, esas experiencias vividas tampoco nos garantiza que eso vivido, por duro que haya sido, nos transforme de facto en mejores personas, hemos enfrentado grandes pérdidas como; seres queridos, trabajos, cosas materiales, amistades, la salud en muchos casos, etcétera. 

 

Estos hechos han puesto frente a nosotros la fragilidad de la vida y lo efímero e inestable de esta, aun así seguimos siendo los mismos, porque nuestros patrones de conducta tienen que ver con estructuras muy rígida fundamentadas en lo cultural, la educación y el entorno social donde nos formamos y nos desarrollamos. Con todo y esto la Navidad nos provoca a compartir lo mucho o poco que tenemos y somos.

La celebración de la Navidad, aunque tiene muchas connotaciones es un elemento que termina por unificarnos, incluso más allá de la propia relación vinculada con la religiosidad que la envuelve, pero; ¿Conocemos el significado de la Palabra Navidad? Natividad es una de las muchas palabras que nacen del verbo latino Nasci, que significa “nacer”. La gestación de la palabra fue larga, Nasci se transformó en América en Nativitas, que significa “nacimiento”, que pasa a través de Oriente francés como nativité antes de la formación final de la palabra en el siglo XIV. 

A su vez Navidad o Natividad derivan de “natal” que significa nacimiento. Natal es también la fuente de varias otras palabras, incluyendo nativa y naturaleza. Pre-natal se usa como término médico estándar y de uso común. La palabra navidad o natividad por otro lado se utiliza casi exclusivamente en el sentido religioso. El diccionario Oxford lo define como el nacimiento de Jesucristo, una imagen o figura tallada como pieza que representa el nacimiento del hijo de Dios. 

Un pequeño pesebre rodeado de figuras de belén, es decir la fiesta cristiana del nacimiento de Cristo: Navidad. Pero más allá de las traducciones que pueda tener este concepto en la actualidad la idea de la Navidad por momentos se ha desvirtuado hacia la exaltación de lo que bien pudiéramos llamar como una nueva forma de paganismo de la adoración a lo material, al poder, al mercado, lo superficial de las marcas, lo desechable, toda una parafernalia de lo artificial que han ligado esta festividad a la idea de consumir, de la frivolidad del intercambio de mercancías para demostrar un afecto momentáneo que no va más allá del tiempo en que te tardas en deshacer la envoltura de un obsequio. 

Desde tiempos remotos la vida y el hombre hemos estado ligados a los ciclos del universo y la tierra, es decir, en ese sentido somos seres cíclicos. Algunos historiadores sostienen que las celebraciones en nuestro calendario coinciden o están relacionadas con el final de algún ciclo, como ahora en la coyuntura de diciembre y el principio de enero y que no necesariamente tenían su origen en la celebración cristiana sino, mucho antes, en los cultos agrarios que celebrarían el solsticio de invierno. 

Ciertamente, en estas fechas los romanos celebraban las festividades dedicadas a Saturno, dios del tiempo y la agricultura, que también incluían el intercambio de regalos y terminaban con la festividad del Sol Invicto el día 25 de diciembre. El culto al Sol fue ganando terreno sobre el culto a los dioses agrarios lo que representó una forma particular de evolución del politeísmo al monoteísmo que se ha dado numerosas veces en la historia de las religiones antiguas. Finalmente, la Iglesia Cristiana fusiona esta celebración cuando comenzó a ver en el simbolismo del Sol Victorioso una imagen ajustada a su propia visión de Cristo, centrada en la victoria del Dios resucitado sobre la oscuridad de la muerte, aunque representado en la imagen de un bebé. Y es que también al Sol Invictus se le representaba como un bebé. Algunos cristianos rechazan esta teoría, pero el catolicismo romano acepta ampliamente que la fecha de la Navidad es una convención, como muestra la afirmación de Juan Pablo II: “A los cristianos les pareció lógico y natural sustituir esa fiesta con la celebración del único y verdadero Sol, Jesucristo, que vino al mundo para traer a los hombres la luz de la verdad”. 

La celebración de la Navidad puede tener diferentes simbolismos para todos, pero es indudable que representa una nueva oportunidad para renacer, para comparar lo vivido y colocarlo en su justa dimensión en el presente y a partir de eso proyectarlo hacia el futuro con una visón renovada de nosotros mismos que nos permita cambiar para transformarnos en nuestra mejor versión.  

 

“Que tengan unas felices fiestas de renovación y renacimiento”

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana