Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Jueves, 08 Agosto 2019 20:21

ALGO QUE VALE LA PENA LEER

Valora este artículo
(0 votos)

El fantasma moderno

ALBERTO BOARDMAN

¿De dónde proviene el concepto moderno de fantasma? ¿Qué diría si le cuento que de la literatura y concretamente, de Shakespeare? Para el año 1600 en Europa, iglesia y religión eran la moda en el contexto cultural. Sobre todo por la transformación casi inmediata del

catolicismo al anglicanismo, cambio que no todos los ingleses aceptaron felizmente. Entre ellos por supuesto, William Shakespeare, quien crítico pero cauto, siempre logró poner en boca de personajes locos y borrachos, ciertas verdades y puntos de desacuerdo que él necesitaba decir, pero tenía que transmitir con “pinzas”. Una de aquellas ideas tenía que ver con la muerte.

La nueva religión desechaba por completo la idea del purgatorio y odiaba férreamente dicho concepto católico. Esta dicotomía, lleva a William a transmitir su sentir personal en “Hamlet”: “Alrededor de la media noche, entre el día que acaba, y el que empieza, se rompe la cortina del tiempo y el príncipe divisa el fantasma de su padre en las almenas del castillo de Elsingor…” El padre asesinado, se aparece a Hamlet en calidad de ser incorpóreo, prácticamente uno de los primeros fantasmas modernos recién horneado.

Seguramente fue la mejor opción que encontró William al negarse a aceptar que, con la eliminación del purgatorio, los muertos se habían quedado sin lugar en la consideración de los vivos. Y es que según la tradición católica, mientras las almas de los difuntos se encontraban en el purgatorio, vivían una suerte de existencia paralela con los vivos. Sin embargo, con la abolición dicho lugar, pues ¡cabúm!, de golpe y porrazo los muertos fueron literalmente condenados a la nada, a la oscuridad total por la eternidad.

Shakespeare nos dice, sin decirlo, que un orden cultural previa y firmemente establecido, no puede ser disuelto, reducido y desaparecido de la noche a la mañana, so pena de llegar a volverse, un fantasma molesto por toda la eternidad.

“Tal vez un hombre puede pescar con el gusano que ha comido un rey, y comerse después el pez que se alimentó de aquel gusano”. W. Shakespeare

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana