Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Domingo, 17 Febrero 2019 12:02

Mujer mexicana

Valora este artículo
(0 votos)

 

Arcelia Ayup Silveti

Mujer mexicana despierta tu grandeza, es un libro de fuertes enseñanzas, que invita a reflexionar sobre los dones que tienen las mujeres y que no se atreven a exponer. La columna vertebral de la obra es el dolor como aprendizaje y como elemento de transformación para sacar lo mejor de sí mismos. 

 

Su autora, Marian Pérez, muestra su vida, dolores y enfermedades para cobijar de esta manera a muchas personas, a gran cantidad de mujeres que están padeciendo lo que ella vivió. En un acto sumamente valiente, descubre su alma frente a una muestra de la comunidad universitaria de la Autónoma de Coahuila en sus tres unidades. 

Marian es una mujer que sufrió desde la niñez el dolor de su madre enferma de cáncer, y posteriormente su pérdida. Luego vivió un periodo largo de felicidad con su matrimonio y sus tres hijos. Hasta que un día, recibe una llamada de que su esposo y su hijo tuvieron un accidente, el marido fallece y el hijo de ambos tiene lesiones muy serias en ambas piernas. 

La guerrerense es ejemplo para muchos mexicanos, una mujer congruente, entusiasta que después de muchos años de dedicarse a su familia, empleo y amigos, decide convertirse en su prioridad y trabajar en su ser. En saberse valiosa y llena de recursos, en sacar la mejor versión de sí misma y tocar almas con su testimonio. 

Entre otros elementos, admiro a la autora por decir abiertamente que vivió una depresión por diez años. Lo considero un acto heroico, en una sociedad líquida donde incongruentemente esta enfermedad sigue siendo un estigma, que se multiplica en todo el mundo y no pertenecen a ninguna clase socioeconómica o cultural. 

En su libro, Marian define la depresión como un “infierno en la tierra.”  Afirma que hay que aceptarla como cualquier otro padecimiento. No culparse o avergonzarse por sufrirla. Es como si nos diera pena decir que tenemos gastritis o que nos van a operar del apéndice. Cuesta trabajo asumir que el cerebro también se enferma. 

Gracias a Magdalena Jaime, por la iniciativa e invitación a presentar este libro y acercarme a esta extraordinaria mujer. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana