Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Martes, 09 Octubre 2018 10:02

DOGMA DE FE

Valora este artículo
(0 votos)

 

Pensar diferente

Marcos Durán Flores

“Esto es para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los problemáticos. Los que no encajan en ningún sitio. Los que ven las cosas de otra manera. No siguen las reglas. Y no tienen ningún respeto por lo establecido. Puedes alabarlos, puedes no estar de acuerdo con ellos, puedes citarlos, puedes no creer en ellos, glorificarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos”. 

 

Así iniciaba un comercial televisivo de la compañía Apple del año 1997 en donde aparecían imágenes de Einstein, Martin Luther King, Gandhi, Lennon, Picasso y otros genios. La campaña instaba a todos a “Pensar diferente” y causó revuelo, pues acusaban a Steve Jobs de intentar ponerse el mismo a la par de estos gigantes. Pero resultó que tenía razón. Él era un inadaptado que abandonó la universidad para forjar su propio camino. Él era un problemático que escogió batallas con poderosos rivales como IBM. Él tenía el ADN de un artista cuya estética, volvió aparatos comunes en objetos de belleza.

Jobs inició la compañía Apple junto a su amigo Steve Wozniak en la cochera de casa de sus padres y 10 años después, fue despedido de la compañía que él fundó. Regreso en 1997 con Apple en la insolvencia económica y a punto de la quiebra. Hoy la empresa tiene un valor de mercado de un billón de dólares, una cifra mayor que el valor total de las importaciones y exportaciones de todo México o si lo quiere analizar de otra forma Apple vale lo mismo que Exxon Mobil, Procter & Gamble y AT&T…juntas.

Y aunque es verdad que Jobs no inventó el teléfono celular, las computadoras, las tabletas, ni los reproductores de música digital, a él se le reconoce como el hombre que sacudió el curso de la historia de la tecnología y dio el “gran salto hacia delante”. Tuvó razón cuando en 1977 creó la Apple II y después la Macintosh, pues ambas cambiaron la forma en que millones de personas interactuamos con las computadoras. Volvió a tener razón cuando creyó en la magia de Pixar; y de nuevo tuvo razón cuando abrió la primera tienda Apple en el año 2001.

La industria de la música lo tildó de loco cuando dijo que el futuro estaba en la música digital y la venta por canción a través de iTunes. Jobs, jamás tuvo más razón cuando inició una revolución al lanzar el Iphone, el producto más exitoso jamás creado por Apple que rivalizó con teléfonos de Blackberry y Nokia, hoy desaparecidos.  

Pero para Steve Jobs todo cambió en 2003 al ser diagnosticado de cáncer pancreático. Fue en una de las pocas veces que habló públicamente acerca de su enfermedad, en la ceremonia de graduación en la Universidad de Stanford en 2005 cuando dio un discurso memorable que recojo en algunas de sus partes: “Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía: ‘Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón. 

Recordar que voy a morir pronto, es la herramienta más importante que haya encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario’”.

A siete años de su muerte, recordamos que Jobs decía que “Las personas lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo cambian”. En lo personal, creo que en realidad se trataba de una biografía adelantada de la vida del genio innovador. Jobs pensó que podía cambiar el mundo, y lo hizo. Me doy cuenta de ello cuando termino de escribir este artículo en mi computadora personal, una Macbook y que a mi lado están mi Iphone y mi Ipad, que aunque en realidad no los necesito, tampoco puedo vivir sin ellos.

 

@marcosduranf

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana