Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Viernes, 13 Junio 2014 19:43

A LA BÁSCULA

Valora este artículo
(0 votos)


Cambio, árbitro
Julián Parra Ibarra
Lo lamento mucho pero el tema electoral que tenía previsto abordar en la columna que está usted leyendo, fue desplazado debido al triunfo de la selección mexicana en el Mundial de Brasil 1-0 sobre los famosos ‘Leones Indomables’ de Camerún, y sobre todo por ser quien fue el autor del único gol del triunfo en el primer partido del representativo azteca en suelo amazónico: el lagunero Oribe Peralta.


Para decirlo en términos futbolísticos por el la sustitución del tema: ¡Cambio árbitro! Avisados pues, entramos de lleno al tema futbolístico y, mundialista.
En la historia de las Copas del Mundo, solamente tres laguneros han tenido la fortuna de asistir a un evento de esta naturaleza. A saber:
Hugo René Rodríguez Corona, delantero que fue convocado por ‘El Mister’ José Antonio Roca, para integrar el representativo mexicano que acudió al Mundial de Argentina en 1978. El lagunero sin embargo, no tuvo la oportunidad de participar en un solo minuto de aquella fatal Copa del Mundo.
Un par de Mundiales después, Félix Cruz Barbosa Ríos, originario de la colonia San Joaquín y entonces zaguero central de los Pumas de la UNAM –tras un paso de un par de años en el Nissan japonés cedido a préstamo por el club unamita-, fue llamado por el serbio (de Montenegro) Belivor Milutinovic –conocido entre la raza como Bora Milutinovic-, para participar en el Mundial de México 86.
Félix Cruz formó junto con Fernando Quirarte, la zaga central mexicana y junto al portero Pablo Larios, fueron de los pocos mexicanos que jugaron todos los minutos de aquél Mundial, hasta que fueron eliminados en penales por los alemanes en el estadio Universitario de Nuevo León.
Tuvieron que transcurrir casi tres décadas -28 años para ser exactos-, y el Mundial de Brasil se avizoraba como el que sería el primero en el que participarían a la vez dos jugadores originarios de la Comarca Lagunera, ya que además de Peralta, el técnico Miguel Herrera llamó también a Juan Carlos ‘El Negrito’ Medina –casualmente los dos alumnos más avanzados de los que han egresado del Cesifut de Ciudad Lerdo, Durango-.
Desgraciadamente, ‘El Negrito’ fue uno de los primeros en quedar fuera del Mundial debido a una lesión, a unos días que se disputaran los últimos partidos de preparación previos a la justa mundialista, y el sueño lagunero de tener dos representantes en un Mundial, se nos vino abajo.
Sin embargo el desempeño de Oribe Peralta en el primer juego de México este viernes ante Camerún, nos acrecentó la alegría, porque se convirtió en el primer lagunero en anotar un gol en una Copa del Mundo en las que México, de las 15 ediciones en que ha participado de las 20 que se han realizado incluyendo la actual, y es apenas la cuarta ocasión que abre su participación con una victoria.
Ante los había conseguido en Francia 1998 cuando venció 3-1 a Corea del Sur, en Corea-Japón 2002 cuando se impuso 1-0 a Croacia, en Alemania 2006 cuando se impuso 3-1 a Irán, y ahora ésta de Brasil 2014 y su 1-0 sobre los ‘Leones Indomables’ cameruneses, ante quienes México disputó su partido número 50 en Copas del Mundo.
Por cierto, que la única ocasión que México ha iniciado un Mundial con dos triunfos en forma consecutiva fue en 2002, cuando después de despachar a los croatas, ligó su segundo triunfo al imponerse 2-1 a Ecuador.
Esto viene a colación porque el siguiente partido de México y en el que podría lograr al igual que en Corea-Japón, arrancar con dos triunfos al hilo, será el próximo martes nadamás y nada menos que contra el anfitrión Brasil, cuya meta es llegar hasta la final y enterrar de una vez por todas el fantasma del ‘Maracanazo’ que no les ha dejado descansar desde 1950 cuando en su propia casa perdieron la final ante Uruguay.
Brasil no quiere perder ni uno solo de los partidos de este Mundial, porque la única vez que ha perdido en casa en un evento de esta naturaleza, fue para perder la Copa. En los Mundiales realizados en América Latina, solamente Uruguay y Argentina los han conquistado, y esa es justamente la asignatura que tienen pendiente históricamente los jugadores brasileños, que por segunda ocasión son sedes de una Copa del Mundo, y no quieren que se repita la historia del ‘Maracanazo’.
Hay quienes quieren remitir al duelo México-Brasil de este martes, el enfrentamiento que amazónicos y aztecas tuvieron en la final de los Juegos Olímpicos de Londres de hace un par de años, en que México le arrebató la medalla de oro a los sudamericanos, quienes prácticamente tienen al mismo plantel de entonces.
Esto puede servir para la estadística positiva, porque la hay también a la inversa: le platico que esta será apenas la cuarta ocasión que México se enfrente a Brasil en una Copa del Mundo y ¿quiere saber los resultados? Bueno pues en Brasil 1950 nos metieron 4-0, cuatro años en Suiza 1954 nos recetaron un 5-0, mientras que en Chile 1962 ‘nadamás’ nos ganaron por 2-0.
Ha transcurrido medio siglo -52 años para ser precisos- desde entonces, y hoy nuevamente nos veremos otra vez las caras con los brasileños que arropados por su público quieren ganar todos los partidos y quedarse con la copa.
Es cierto, México ya no suele ser el flanecito que representaba en los mundiales en aquellos años, e incluso nos atreveríamos a decir que ‘le han tomado la medida’ a los brasileños en los años recientes, pero cada encuentro es diferente y tiene su particularidad.
El equipo mexicano tiene todo que ganar y absolutamente nada que perder frente a los brasileños, por lo que si juega sin ningún tipo de presión. Si salen a divertirse, a jugar sueltos, los pupilos de Miguel Herrera pueden dar un buen campanazo, porque Brasil jugará en cada partido con la presión de ser el gran favorito, de estar jugando en casa, y de sacudirse de una vez por todas el fantasma el ‘Maracanazo’.
No suena tan descabellado pegarle en su casa al Pentacampeón, depende de cómo prepare al equipo Herrera y cómo los mentalice al salir a la cancha. Mientras, los laguneros, los coahuilenses, tendremos nuestro ‘extra’ en ese partido: Que Oribe Peralta que ya se estrenó como anotador en Mundiales en su primera aparición, aumente su cosecha de pepinos. Tampoco suena tan descabellado.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Twitter: @JulianParraIba

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana