Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

  • Jesús Marín Fotografia
Miércoles, 10 Agosto 2016 10:09

Benedetti y la cotidianidad de la vida

Valora este artículo
(0 votos)

 

Javier López Medina
Si Neruda busca en las profundidades del pensamiento, Benedetti, encuentra en las pequeñas cosas que hacen la vida cotidiana.
Cuando cursé mis estudios de economía en la Universidad Autónoma de Coahuila, siempre tuve la suerte de que mis maestros, mis maestras, mis amigos y mis amigas, me regalaran sus conocimientos, su amistad, y varios libros.
Libros como los de Sociología política, de Nicos Poulantzas; de Investigación documental, como los de la UPN; de Estadística como los de Leslie Kish, de Literatura, como los de Makarenko, Dostoyevski o libros de poesía como los de Benedetti.
En aquel tiempo, solo leía economía, política y filosofía. Pero con el paso del tiempo empecé a leer poesía.


Benedetti, al contrario de Neruda, es suave en su poesía, simple y cotidiano. Aunque ambos buscan en la profundidad de las cosas, Neruda se queda en las profundidades del pensamiento; mientras Benedetti, emerge a la superficie de la cotidianidad.
Sus poemas, son para disfrutarlos, reconfortarse en un momento de relax y pasar un rato agradable.
Su libro de poemas, “El amor, las mujeres y la vida”, es espléndido, sublime y de buen gusto, así es la poesía de Benedetti.
En un libro, cualquier página que se abra, lo más seguro es que se encontrará un buen poema.
Poemas como Corazón coraza; Arcoíris; Ustedes y nosotros; Te quiero; Hagamos un trato; Viceversa; Táctica y estrategia; y Enigmas, son realmente magníficos.
El poema Enigmas, es el último de esa colección, dice:
“Todos tenemos un enigma
y como es lógico ignoramos
cuál es su clave su sigilo
rozamos los alrededores
coleccionamos los despojos
nos extraviamos en los ecos
y lo perdemos en el sueño
justo cuando iba a descifrarse

y vos también tenés el tuyo
un enigmita tan sencillo
que los postigos no lo ocultan
ni lo descartan los presagios
está en tus ojos y los cierras
está en tus manos y las quitas
está en tus pechos y los cubres
está en mi enigma y lo abandonas”

Benedetti inicia su libro con una frase de Arthur Schopenhauer, parece ser la síntesis de su pensamiento, dice: “el amor es la compensación de la muerte…”

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Desarrollado por Netstream © 2018 La Otra Plana